Santi Cazorla
Santiago Cazorla, del Villarreal, se lamenta. (Efe)

Un gol de Capi y la soberbia actuación del portero Ricardo dieron la victoria al Betis ante el Villarreal en un partido en el que el control del balón no fue suficiente para los locales ante un rival muy bien situado sobre el campo.

Los de Pacho Chaparro se metieron en el partido desde el principio y maniataron al Villarreal en el primer cuarto de hora. Por eso en el minuto nueve marcaron, al aprovechar Capi, de cabeza, un clamoroso fallo defensivo de los amarillos. El centro, muy bueno, fue de Xisco.

El Villarreal pasó a controlar por completo el balón, pero su dominio se encontraba con un buen entramado defensivo bético. Ricardo paró en el minuto 20 un disparo seco de Ricardo Cazorla. La mayoría de los tiros eran lejanos. Otro trallazo de Cazorla se fue al poste y Ricardo detuvo un chut de Matías Fernández.

Los de Pellegrini subieron aún más el ritmo en la segunda parte, con presión en todas las líneas y mayor claridad en sus acciones ofensivas hasta el punto de convertir en un monólogo los quince primeros minutos de este período. Pero luego el Betis recuperó el sitio.

Ni siquiera la entrada de Nihat varió el guión. Al Villarreal le faltó eficacia para superar al Betis, muy bien ubicado en su campo.Un buen disparo de falta del atacante turco fue rechazado brillantemente por Ricardo. Edu pudo marcar el segundo el Betis pero su cabezazo salió fuera.

Ficha técnica:

0. Villarreal:
Viera, Angel (Pires,m.75), Fuentes, Godín, Capdevilla, Bruno (Cani,m.46), Senna, Matías Fernández, Cazorla, Tomasson (Nihat,m.63) y Guille Franco.

1. Betis: Ricardo, Ilic, Juanito, Rivas, Babic, Rivera, Arzu, Xisco, Capi (Melli,m.60), Mark González (Damiá,m.35) y Edu.

Goles: 0-1, m.9: Capi.

Árbitro: Turienzo Alvarez (Comité castellano-leonés). Mostró tarjeta amarilla a los locales Guille Franco y Angel y a los visitantes Arzu, Ricardo y Xisco.

Incidencias: partido de la decimoquinta jornada de Liga disputado en el estadio El Madrigal, en Villarreal, ante 16.000 espectadores. Terreno de juego en buenas condiciones.