El Villarreal anunció este miércoles por la mañana el fichaje de Fabián Ayala, central argentino que actualmente milita en el Valencia.

El central, de 33 años, ha firmado contrato por tres temporadas, hasta junio del año 2010.

El capitán argentino, que suma 397 encuentros en Primera División, disputará esta noche su partido 107 con su selección.

El futbolista, que cumple su séptima temporada en el Valencia, acaba contrato este año y, aunque hubo negociaciones para su continuidad en el club de Mestalla, éstas no llegaron a fructificar.

Conflicto con el Valencia

Al finalizar la pasada campaña, Ayala se marchó a disputar el Campeonato del Mundo con la selección argentina tras haber alcanzado un acuerdo no firmado con el presidente del Valencia, Juan Soler, para su renovación por dos temporadas a razón de 1,5 millones de euros netos por ejercicio.

La llegada durante el pasado verano a la dirección deportiva del Valencia de Amedeo Carboni supuso una variación en las intenciones del club de mantener esa condiciones, ya que la nueva filosofía del club era no pagar más de un millón de euros netos anuales a jugadores de más de 30 años.

Esta circunstancia propicio un alejamiento entre del jugador y su representante, Gustavo Mascardi, del Valencia, y provocó continuos rumores sobre la salida del jugador del equipo, además de cruces de declaraciones y acusaciones entre el agente de Ayala y el club.

En agosto de 2006, Ayala afirmó que Soler y Carboni habían incumplido su palabra y que se quería marchar, mientras que en enero de 2007, el futbolista dijo que le gustaría quedarse en el Valencia y urgió al club a resolver cuanto antes su futuro.

También en agosto del pasado año, el presidente del Villarreal, Fernando Roig, relató que al conocer que Ayala podía no seguir en el Valencia, hizo una oferta que el club de Mestalla rechazó.

Algún tiempo después, Roig afirmó que veía muy difícil incorporar al futbolista porque pensaba que iba a renovar por el club de Mestalla.

Su trayectoria

Ayala comenzó en las categorías inferiores del Ferro Carril Oeste, donde hizo su estreno en Primera División argentina en 1991.

Después de dos temporadas, fue traspasado al River Plate (1993-94).

Sus buenas actuaciones en el equipo capitalino, le llevaron a dar el salto definitivo a Europa en 1995.

Llegó a Italia y jugó en el Nápoles (1995-98); posteriormente le fichó el Milan del mismo país (1998-2000) y por último partió al Valencia CF en el año 2000.