La FIFA multa a Ángel María Villar con 23.000 euros y éste dice que así se "limpia su nombre"

  • El organismo sancionador es el Comité de Ética Independiente.
  • Por incumplirse las normas de conducta para funcionarios de fútbol en el contexto de las investigaciones sobre la elección de los Mundiales de 2018 y 2022.
Ángel María Villar, presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF).
Ángel María Villar, presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF).
EFE

El Comité de Ética Independiente de la FIFA, presidido por Hans-Joachim Eckert, ha decidido multar y advertir a Ángel María Villar, vicepresidente de la FIFA y presidente de la Federación Española (RFEF), y sancionar por seis meses a los directivos congoleños Jean Guy Blaise Mayolas y Badji Mombo Wantete.

Según informa en un comunicado, Villar incumplió las normas de conducta para funcionarios de fútbol en el contexto de las investigaciones llevadas acabo por el entonces presidente del Comité de Ética de la FIFA sobre las ofertas existentes para la elección de los Mundiales de 2018 y 2022, concedidos finalmente a Rusia y Catar.

"Como posteriormente expresó su compromiso de colaborar y demostró una voluntad de cooperación, ha sido sancionado con una advertencia y una multa de 25.000 francos suizos" (23.000 euros, aproximadamente), apunta la misiva del Comité de Ética Independiente.

Villar, como vicepresidente primero de la UEFA, es el cargo de más rango en el organismo continental debido a la suspensión temporal del presidente, el francés Michel Platini. En octubre fue nombrado responsable del Comité Organizador del Mundial de Rusia 2018.

Blaise Mayolas, y Mombo Wantete, vicepresidente y secretario general, respectivamente, de la Federación Congoleña (FECOFOOT), son suspendidos por cometer actos contrarios al artículo 13 (normas generales de conducta) y el artículo 20 (Oferta y aceptación de regalos y otros beneficios) del Código Ético de la FIFA (FCE) en el Congreso de la FIFA 2015.

La suspensión es de seis meses. Ya que habían sido suspendidos provisionalmente durante 135 días, les queda por cumplir 45 días a partir de la notificación de esta decisión, que está fijada en este viernes 13.

Villar, contento

"Por un lado, estoy muy contento con la parte de este fallo que finalmente limpia mi nombre después de tantas insinuaciones y filtraciones continuas sobre mi falta de colaboración con la investigación", dijo Villar en un comunicado emitido por la RFEF en su web.

El dirigente, por otro lado, reconoció que en "ningún momento" ha faltado "al decoro" ni ha "incumplido cualquier otra disposición del Código Ético de la FIFA" durante el proceso de investigación. "Lamento que una expresión oral que utilicé haya sido entendida de forma diferente por algunos miembros de la Comisión Ética de la FIFA. Por esta razón, evaluaré si ejercer o no las acciones legales que me pudieran asistir contra la sanción impuesta", añadió.

En este sentido, el comunicado federativo indicó que Villar expresó 'Dios mío, tiene cojones', "únicamente en una ocasión", durante la hora de entrevista con Michael García, por entonces principal investigador del caso, y que, en opinión de la Comisión Ética, atentaba "al decoro". Esto, sumado a que el dirigente "realizó una solicitud procesal fuera del plazo previsto reglamentariamente", son los motivos por los que fue amonestado y multado.

"Por respeto a la confidencialidad del procedimiento, el señor Villar Llona no había realizado hasta el momento ningún comentario público acerca del mismo. Ahora, una vez conocida la decisión de la Cámara de Decisión de la Comisión de Ética de la FIFA, ha decidido realizar únicamente el siguiente comunicado", remarcó la RFEF, que apuntó que su máximo mandatario "fue invitado a comparecer al igual que otros miembros del Comité Ejecutivo de la FIFA" y que la Comisión Ética finalmente "ha reconocido la cooperación" del dirigente español.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento