Dos vicepresidentes de la FIFA están entre los acusados de corrupción por EE UU

  • Hasta siete directivos, entre ellos dos vicepresidentes de la FIFA, fueron detenidos este miércoles en un hotel de Suiza; seis se negaron a ser extraditados.
  • Los cargos giran en torno a las adjudicaciones de sedes para la Copa Mundial y a los acuerdos de mercadotecnia y derechos de explotación televisiva.
  • La FIFA defiende que no están involucrados ni su secretario ni su presidente; Transparencia Internacional solicita la dimisión inmediata de Joseph Blatter
  • El mundo del fútbol reacciona con estupor e indignación; Humberto, hijo de Julio Grondona: "No me sorprende, mi padre me lo había comentado".
Los vicepresidentes de la Federación Internacional de Fútbol, Eugenio Figueredo y Jeffrey Webb.
Los vicepresidentes de la Federación Internacional de Fútbol, Eugenio Figueredo y Jeffrey Webb.
EFE

El Ministerio de Justicia y Policía de Suiza confirmó este miércoles la detención por cargos de corrupción de altos responsables de la FIFA, en Zúrich, cuando se encontraban en el hotel en el que se alojan en esa ciudad. Entre los detenidos por la Policía Cantonal de Zúrich, hasta siete, se encuentran dos vicepresidentes del máximo gobierno balompédico, el uruguayo Eugenio Figueiredo y el caimanés Jeffrey Webb.

El resto de los federativos acusados son el expresidente de la Conmebol, el paraguayo Nicolás Leoz; el costarricense Eduardo Li; el nicaragüense Julio Rocha; el trinitense Jack Warner; el venezolano Rafael Esquivel; el brasileño José María Marín, y el caimanés Costas Takkas.

Aunque inicialmente las autoridades helvéticas habían adelantado que se preveía su extradición a Estados Unidos, donde una fiscalía de Nueva York les investiga por haber aceptado sobornos desde principios de los noventa hasta la actualidad, posteriormente confirmaron que seis de los detenidos la rechazaron, por lo que Suiza le pedirá a Estados Unidos una demanda formal de extradición que deber recibir en el plazo de cuarenta días.

Sobre el único que lo aceptó, y después de tomarles declaración, el órgano ministerial de la confederación explicó: "Una persona indicó durante la audición que estaba preparada para someterse al procedimiento de extradición simplificada". Cabe la posibilidad, empero, de que los seis negantes cambien de parecer  y acepten la extradición rápida.

EE UU, tras la pista

El departamento de Justicia de EE UU hizo público a primera hora de la mañana un comunicado en el que anuncia que han sido presentadas 47 acusaciones ante el tribunal de Brooklyn por "organización mafiosa, fraude masivo y blanqueo de dinero, entre otros".

Los detenidos participaban en Zúrich en una serie de actividades en la sede mundial de la FIFA, que son la antesala del congreso de esta organización, que debe elegir este viernes a su presidente para los próximos cuatro años, un cargo para cual el suizo Joseph Blatter, en el cargo desde 1998, intentará su quinto mandato.

Las acusaciones incluyen fraude, asociación delictiva y blanqueo de capitales"Ni el presidente ni el secretario general de la FIFA están involucrados", aseguró el director de Comunicaciones de la FIFA, Walter De Gregorio. Los arrestos no obstante pueden suponer un escollo de cara a la reelección de Blatter. La ONG Transparencia Internacional, de hecho, solicitó la dimisión de Blatter y la suspensión de su candidatura: "Las señales de advertencia sobre la FIFA vienen de lejos. La FIFA ha rechazado hasta ahora adoptar medidas básicas de buen gobierno para reducir el peligro de corrupción".

La fiscal general de EEUU, Loretta Lynch, declaró en Nueva York: "Los detenidos utilizaron sus posiciones de confianza para solicitar sobornos a cambio de los derechos comerciales, y lo hicieron una y otra vez, año tras año, torneo tras torneo". Lynch, que consideró que es poco probable que todos aceptasen una extradición rápida, esbozó una pena de hasta 20 años de cárcel por los delitos que se les atribuyen.

Detalles de la operación

Según informa The New York Times, la operación fue llevada a cabo a primera hora por la Policía suiza en el lujoso hotel Baur au Lac en los Alpes. Tras pedir las llaves en conserjería, los agentes se dirigieron a las habitaciones para proceder a los arrestos. El diario explica cómo un alto cargo de la FIFA (a quien no identifica) fue "dirigido por las autoridades desde su habitación a una puerta trasera para abandonar el hotel, permitiéndole llevar consigo su equipaje".

Los cargos que la Justicia de EE UU presenta contra los dirigentes del fútbol mundial giran en torno a la "corrupción generalizada durante las dos últimas décadas", en relación a las adjudicaciones de sedes para la Copa Mundial y a los acuerdos de mercadotecnia y derechos de explotación televisiva.

Según el periódico, que cita fuentes propias cercanas a la investigación, las acusaciones  van dirigidas contra "miembros del poderoso comité ejecutivo de la FIFA, que amasa un enorme poder y lleva a cabo sus negocios en gran medida en secreto".

"Nos sorprende el tiempo durante el que esto se ha prolongado y cómo ha alcanzado a casi cada parte de lo que ha hecho la FIFA", indicó un agente de la ley al diario estadounidense sobre la presunta corrupción. "Parece que llegase a cada elemento de la federación y que fuese su manera de hacer negocios. Es como si esto fuese corrupción institucionalizada", indicó.

El hijo de Grondona: “No me sorprende”

La espiral de reacciones a las detenciones de siete altos cargos de la FIFA no dejaron de producirse durante todo este miércoles. Desde Argentina, Humberto Grondona, hijo del fallecido dirigente del fútbol sudamericano Julio Grondona, uno de los hombres fuertes del fútbol universal durante décadas, fue uno de los más claros al afirmar: "No me sorprende".

Grondona, que dijo estar alertado de "ciertas irregularidades con las elecciones de las ciudades" para los mundiales de fútbol, añadió: "No me sorprende. Por lo que hablé en su momento con mi padre, sabíamos de ciertas irregularidades que se habían sucedido con las elecciones de las ciudades para mundiales. Pero acá se está juzgando a las personas, no a una entidad".

"Si esas personas hicieron cosas que no son lógicas a la larga pagan las consecuencias. En este momento no sé los nombres de los involucrados; pero sea quien sea, si actuaste mal, fuiste", aseguró el seleccionador sub-20 argentino. "Lo que sí tengo en claro es que la persona que hace la denuncia o el que habló para cooperar (NdR: Chuck Blazer) es alguien que fue muy importante. Fue quien llevó el Mundial a Estados Unidos en 1994. No la hizo alguien cualquiera. Y si las personas que están investigadas lo hicieron, tendrán que pagar sus consecuencias", añadió.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento