El consejo de administración del Valencia ha comunicado oficialmente que los jugadores portugueses Miguel Brito y Manuel Fernandes, actualmente cedido al Everton inglés, han sido sancionados por faltar al régimen disciplinario de la entidad, si bien no ha concretado cuál es el importe de la multa.

Los dos futbolistas internacionales han sido sancionados por una salida nocturna hasta altas horas de la madrugada, que acabó con Manuel Fernandes en comisaría y pendiente de un juicio, por una presunta agresión a un policía. Además en el caso de Miguel se añade una ausencia a una sesión de recuperación.

Aunque se había indicado en diversos medios de comunicación que la multa para cada uno de los jugadores sería de 25.000 euros, el club no ha querido especificar de cuanto es la cuantía de la multa.

Además, según explicó Jesús Wollstein, director general de comunicación, en una exposición en la que no se permitieron las preguntas, en la reunión se ha dado cuenta de un informe económico sobre la construcción del nuevo estadio "cuyas previsiones se están cumpliendo a rajatabla".