Imagen de una árbitra
Imagen de una árbitra, en una foto de archivo. GTRES

Una exárbitra de Ceuta, que ejercía funciones de responsable del fútbol-8 en el Comité de Árbitros de la Federación de Fútbol de Ceuta (FFCE), denunció haber sido despedida del cargo por ir a los campos con su hijo de 5 años.

Luisa Arias Madrid, de 42 años y durante mucho tiempo asistente en Segunda División B, aseguró a los periodistas que llevaba más de 20 años perteneciendo al órgano colegial ceutí, los tres últimos como encargada responsable de fútbol-8, donde realizaba las designaciones, enseñar a los nuevos árbitros y llevar a cabo las correcciones de esta modalidad.

Arias Madrid explicó que el pasado lunes se reunió con el presidente de la FFCE, Antonio García Gaona, y el presidente del Comité de Árbitros, Pedro Camúñez, donde se anunció su cese "porque tenía un hijo, según me dijo Antonio García".

La exárbitra reconoció que se quedó "fría" cuando García decidió no contar más con ella por su "situación familiar". "Me dijeron que no podía dar el cien por cien ni estar todo lo disponible que ellos querían y que eso de que yo esté con un niño en un campo de fútbol por las noches, que no".

Incidieron en que no veían bien que por la noche el niño estuviera en el campo de fútbol, y que el niño no me dejaba trabajar lo que ellos estipulasenLuisa Arias Madrid recordó: "Llevo ejerciendo estas funciones de encargada desde hace tres años y mi hijo nunca había sido un impedimento. Incidieron en que no veían bien que por la noche el niño estuviera en el campo de fútbol, y que el niño no me dejaba trabajar lo que ellos estipulasen".

"Los últimos partidos comienzan a las 21:00 horas y terminan a las 22:00 horas, son de jugadores benjamines, menores de 9 años, y allí están los padres de esos niños con hijos aún más pequeños, e incluso bebés, y mi hijo de 5 años nunca me ha impedido realizar las funciones que ellos me han pedido", ha explicado.

"De ser el niño un problema me hubiesen echado al primer mes, y he estado tres años. Que me den mil excusas, pero que me digan que es por el niño, eso no. Porque lo que ha hecho mi hijo en el campo es tener amistades, jugar al fútbol, aprender valores y, dentro de lo que es su edad, a respetar también al árbitro", relató.

Arias Madrid reconoció que sería muy difícil que volviese a su cargo en la FFCE ya que se siente "muy dolida" y que teme que busquen "las formas de quitarme otra vez".

"Me duele mucho, pero después buscarían lo que fuera para quitarme otra vez. A mí me encanta el arbitraje pero me ha dolido mucho lo que me dijeron y parece que no quieren a las mujeres, esa es la impresión que me están dando: tú eres una mujer y tienes un niño, fuera, que tú me estorbas", añadió.

La Federación: "Es por aptitud y actitud"

La Federación de Fútbol de Ceuta, a través del Comité de Árbitros, ha asegurado este domingo que no ha despedido a una exárbitra que ejercía funciones de responsable del fútbol-8 por ir a los campos con su hijo de 5 años sino por "actitud y aptitud".

En un comunicado, el estamento arbitral ha salido al paso de la denuncia pública de Luisa Arias Madrid. El Comité de Árbitros ha señalado que las manifestaciones efectuadas en su conjunto "son inciertas" y que el despido "no obedece a ninguna cuestión de género, simplemente a una cuestión actitud y aptitud".

Ante el descontrol, a mitad de la temporada pasada, de las designaciones de los árbitros de Fútbol 8, es el propio presidente quien asume las funciones que le correspondía a la excolegiada

El Comité recuerda que Arias Madrid fue nombrada en 2015 por el presidente del Comité "conforme a los Estatutos y ha sido cesada por el mismo, amparado en dichos Estatutos, pero a su inasistencia generalizada a las clases semanales de Reglas de Juego desde su nombramiento".

Asimismo, aluden como motivo de su cese su "incumplimiento generalizado del encargo recibido por el Comité del seguimiento de los partidos referidos a la modalidad de Fútbol 8, hasta el extremo de que el propio presidente tuvo que asistir en reiteradas ocasiones a recoger las actas de los encuentros, cuestión que correspondía a Arias Madrid".

"Ante el descontrol, a mitad de la temporada pasada, de las designaciones de los árbitros de Fútbol 8, es el propio presidente quien asume las funciones que le correspondía a la excolegiada y, lo más importante, las continuas quejas formuladas por miembros de este colectivo arbitral, en relación a las funciones asignadas a Arias Madrid y a su forma de llevarlas a efecto".

Por esta circunstancia, se advierte que el despido efectivo fue acordado en septiembre de 2017, sin que desde entonces mantenga relación alguna con este Comité.

"No hay ninguna cuestión distinta de la falta de compromiso de la misma para el ejercicio de las funciones encomendadas, por lo que resulta inadmisible e incomprensible que pretenda justificar su cese en su condición de mujer y madre, pues, si ello fuera así, no habría sido nombrada en su día, dado que ya era mujer y madre", asegura.

También aprovecha para dejar claro el compromiso del Comité de Árbitros y en general, de la Federación de Fútbol de Ceuta, con el fútbol femenino desde el año 2008, bajo la presidencia de Antonio García Gaona, "es constante y conocido".

También niegan que "es radicalmente falso que el presidente del Comité de Árbitros —Pedro Camúñez— haya sufrido ningún tipo de presión ni coacción por parte del presidente de la Federación de Fútbol, Antonio García, en el cese de María Luisa Arias".

El Comité de Árbitros y la Federación de Fútbol se reservan el ejercicio de cualquier acción judicial, a la que puedan tener derecho para la defensa de los intereses de fútbol de Ceuta en general y de los árbitros en concreto.