Las pruebas de ADN y las muestras de sangre incautadas en la ‘Operación Puerto’ inculpan directamente al ciclista alemán Jan Ullrich, según el fiscal de Bonn.

El caso contra Ullrich en Alemania es un sumario abierto por presunta estafa a su antiguo equipo, el T-Mobile.

El abogado del ganador del Tour de Francia de 1997 apunta que ha habido una posible manipulación en las pruebas.

Según la Fiscalía, las pruebas que se encontraron en poder del doctor Eufemiano Fuentes con los nombres "Jan", "Número 1" o "Hijo de Rudi" corresponden "sin ninguna duda" a Ullrich. "Hemos comprobado que corresponden a la identidad de Ullrich", explicó el fiscal.

Ullrich siempre ha dicho que es inocente

El ciclista, de 33 años, ha insistido hasta ahora en su inocencia, pese a todos los indicios en su contra. Ullrich quedó excluido del pasado Tour tras estallar el caso de la ‘Operación Puerto’, en junio de 2006, y luego su equipo, T-Mobile, le suspendió tanto a él como a su compañero, Óscar Sevilla, y al asesor Pevenage, también encausado.

En febrero Ullrich anunció su retirada y en marzo se cerró el sumario de la Operación Puerto


Mientras, la justicia española cerró el sumario de la ‘Operación Puerto’ el pasado mes de marzo, tras diez meses de investigaciones. Se entendió que el dopaje no era delito en mayo de 2006. Sin embargo, la fiscalía de Bonn ha seguido sus diligencias con los cargos de estafa.

Finalmente, el pasado 26 de febrero Ullrich anunció su retirada en una comparecencia donde dijo que había una campaña contra él. Insistió en que nunca se dopó.

Un palmarés envidiable

Además de ganar el Tour del 97, fue segundo en la ronda gala en cinco ocasiones (1996, 1998, 2000, 2001 y 2003). También posee dos títulos de campeón del mundo contrarreloj (1999 y 2001), más la Vuelta a España en 1999 y la medalla de oro en los JJ.OO. de Sydney, en 2000.