El Comité Ejecutivo de la UEFA, en su última sesión del año, decidió este jueves admitir a la Asociación de Fútbol de Gibraltar (GFA) como miembro provisional de su organización.

Aunque aprobó igualmente una recomendación en la que pide al XXXI Congreso de la UEFA que rechace formalmente su ingreso en la reunión que se celebrará en la ciudad alemana de Dusseldorf los días 25 y 26 de enero de 2007.

En cualquier caso, el Ejecutivo de la UEFA acepta la petición de la federación gibraltareña, que fue pospuesta en la última reunión de octubre en Ljubljana, donde el organismo continental decidió aplazar su decisión tras escuchar los argumentos del presidente de la Real Federación Española de Fútbol y vicepresidente tercero de la UEFA, Ángel María Villar, para poder examinar la documentación remitida por España sobre las instalaciones deportivas y la situación de Gibraltar.

La decisión está motivada por la resolución que emitió el Tribunal Europeo de Arbitraje hace unos meses y que obligó al Comité Ejecutivo de la UEFA a considerar la admisión provisional de Gibraltar en su seno.

Por otro lado, en el día de ayer, el Comité Ejecutivo de la FIFA constató que Gibraltar no cumple los requisitos estatuarios para ser admitido como miembro de la FIFA al no ser un Estado reconocido por Naciones Unidas.

 "Este primer paso no tiene gran relevancia"

El Gobierno español subrayó que la decisión adoptada por el  Comité Ejecutivo de la UEFA de aceptar la incorporación de la  Asociación de Fútbol de Gibraltar (GFA) como miembro de la  organización deportiva tiene un carácter "meramente provisional",  según indicó a Europa Press un portavoz del Ministerio de Asuntos  Exteriores.

"La decisión importante será la  que adopte el Congreso de la UEFA en enero en Dusseldorf".

"Este primer paso no tiene gran relevancia", se señaló desde  Exteriores tras subrayar que "Gibraltar no tiene derecho a sentarse  en este organismo porque no cumple los requisitos" ya que no tiene el  reconocimiento de Naciones Unidas como Estado.