Prudhomme y Clerc
Los responsables del Tour de Francia Prudhomme y Clerc, juntos. (REUTERS) REUTERS

El presidente del Tour de Francia, Patrice Clerc, ha pedido la dimisión de los responsables de la Unión Ciclista Internacional (UCI) y pide un cambio total en el modo de actuación del ciclismo. Y es que Clerc ha culpado a la UCI del ambiente de crisis que ha rodeado a la actual edición del Tour y acusó a sus dirigentes "o bien de su incompetencia o bien de querer dañar al Tour de Francia".

En un paso más en su declarada guerra al presidente de la UCI, Pat McQuiad, el responsable del Tour le acusó de "falta de claridad, transparencia, profesionalismo y de inconsistencia" y de "hacer cálculos maquiavélicos e irresponsables por los que tendrán que rendir cuentas". "En cualquier caso, su única salida es la dimisión. De lo contrario es que lo que persiguen es dañar al Tour", afirmó Clerc, que señaló que no pretenden romper lazos con los poderes deportivos, sino con los actuales gestores de la UCI.

El Tour culpa a los responsables de la UCI de no haber avisado antes del inicio de la ronda de que el danés Michael Rasmussen se había saltado dos controles antidopaje por sorpresa, motivo por el cual el ciclista fue excluido por el equipo Rabobank cuando tenía el maillot amarillo de líder. También considera que el positivo del alemán Patrik Sinkewitz, en un control anterior al inicio del Tour, se conoció demasiado tarde, lo que permitió al corredor del T-Mobile tomar la salida en Londres.

"Todo esto podría haber sido evitado", indicó Clerc, furioso con las "carencias y omisiones" de la UCI.

Aseguró que en los próximos meses reunirá a todos los actores del ciclismo "que tienen voluntad de cambio" y dijo que las conclusiones de ese encuentro serán anunciadas en octubre próximo, durante la ceremonia de presentación del próximo Tour. "Ya tenemos algunas ideas, como la introducción de un pasaporte para corredores, equipos y otras personas que integran el Tour que será un sello de calidad", indicó Clerc.