Terceros con RÉCORD
Javier Arizmendi con el turco Akiuz Serhande, España sumó su último oro en la final de fútbol. EFE
Almería se recupera hoy de la resaca de los Juegos del Mediterráneo tras once días de competición. La última jornada dejó ayer siete nuevas medallas para España, que cerró los Juegos con un total de 152 preseas. En tenis, Nicolás Almagro y Laura Pons ganaron los oros, mientras que Guillermo García y Nuria Llagostera obtuvieron las platas en las finales individuales. El waterpolo se llevó el oro al derrotar a Italia 9-7, mientras que la selección de voleibol se quedó con la plata al perder ante Egipto 3-2. En fútbol, el equipo español  puso el broche final con la medalla de oro cosechada ante Turquía, al ganar por 1-0.
 
Mejor que en Túnez
 
España supera así en Almería las 98 medallas de los últimos Juegos Mediterráneos de 2001. Si en Túnez, la estrella fue la natación con once oros, en Almería ha sido el atletismo, con nueve primeros puestos y un total de 26 medallas, el deporte rey de la edición de 2005.
 
El oro, asignatura pendiente
 
El medallero final de los Juegos del Mediterráneo de 2005 dejó a España en tercer lugar con un total de 152 medallas, a sólo una de igualar a Italia y a Francia, que encabezan este particular ranking con 153 preseas. Sin embargo, la distancia respecto a estos dos países es mayor si nos fijamos en el número de oros, ya que a España se le resistieron los metales más preciados al quedarse con 45, mientras que franceses e italianos superaron ampliamente la cincuentena.