Djokovic, Ferrer y Robredo pasan a la tercera ronda en un Open de Australia con récord de retiradas

  • Pablo Andújar y García-López caen en segunda ronda.
  • La ola de calor que afecta al sureste del país ha provocado el abandono de diez tenistas, un récord de retiradas.
  • Varios jugadores han criticado las condiciones en las que tienen que disputar los encuentros y el riesgo que corren.
El español David Ferrer, ante el francés Adrian Mannarino, durante la segunda ronda en Melbourne.
El español David Ferrer, ante el francés Adrian Mannarino, durante la segunda ronda en Melbourne.
Mark Dadswell / EFE

El español David Ferrer consiguió una trabajada victoria en el partido correspondiente a la segunda ronda del Abierto de Australia de tenis, que se celebra en Melbourne, frente al francés Adrian Mannarino por 7-6(2), 5-7, 6-0 y 6-3, en tres horas. Lo mismo hizo el serbio Novak Djokovic, quien derrotó al argentino Leonardo Mayer por 6-0, 6-4 y 6-4, en una hora y 45 minutos. Ambos pasan así a la tercera ronda de un torneo que ha registrado un récord de abandonos provocado por la ola de calor que afecta al sureste del país, con temperaturas de más de 40 grados.

Ferrer comenzó con mal pie el primer set y Mannarino adquirió pronto una ventaja de tres juegos, que al español le costó remontar. En el cuarto set, el definitivo, el alicantino más seguro y concentrado, aprovechó los puntos de rotura de los que dispuso, y se hizo con el partido. Ferrer se enfrentará en tercera ronda con el vencedor del encuentro entre el francés Jeremy Chardy y el ucraniano Alexander Dolgopolov.

Djokovic salió a la pista muy concentrado y no dio opción a Mayer. La superioridad del actual número dos del mundo se hizo patente en todo el partido. El serbio se enfrentará ahora al vencedor del encuentro que disputen el ruso Dimitry Tussunov y el uzbeco Denis Istomin.

Tommy Robredo se clasificó para la tercera ronda del Abierto de Australia tras eliminar al francés Julien Benneteau en cuatro sets, mientras que Guillermo García-López cayó a manos de otro francés, Edouard Roger-Vasselin, también en cuatro mangas.

Robredo, decimoséptimo favorito, necesitó de más de tres horas y media para eliminar a Benneteau en un partido con dos caras, ya que en el primer y tercer set el español dominó con cierta facilidad, mientras en el segundo y cuarto la igualdad fue total y hubo que recurrir a sendos desempates.

El marcador a favor de Robredo fue de 6-3, 6-7(4), 6-1 y 7-6(6).

Guillermo García-López, por su parte, fue competitivo los tres primeros sets, pero acabó desfondado en el cuarto tras casi tres horas sobre la pista 19 del complejo deportivo australiano.

García López sólo pudo aprovechar 4 de las 13 ocasiones de rotura que tuvo y por ahí se le escapó la victoria. El marcador fue 7-6(1), 6-4, 4-6 y 6-1.

No tuvo la misma suerte Pablo Andújar. El conquense perdió el encuentro de segunda ronda frente al polaco Jerzy Janowicz por 6-4, 6-7(3), 6-7(5) y 3-6. Andújar comenzó bien el partido llevándose el primer set por seis juegos a cuatro aprovechando las oportunidades que le concedió el polaco. Sin embargo, el mejor saque de Janowicz hizo que las dos siguientes mangas, que se resolvieron por el sistema de muerte súbita cayeran del lado del polaco. Janowicz se enfrentará en tercera ronda al alemán Florian Mayer.

Dodgic, el último en retirarse

El croata Ivan Dodgic ha sido la última baja del torneo. Dodgic se ha retirado por un calambre mientras se enfrentaba al bosnio Damir Dzumhur con el termómetro marcando 41 grados Celsius. Su salida se suma a la del australiano Bernard Tomic, los alemanes Tommy Haas y Julian Reister, el kazako Andrey Golubev, los estadounidenses Alex Bogomolov y John Isner, el checo Radek Stepanek, el holandés Robin Haase y la eslovena Polona Hercog.

Con estas retiradas, el abierto de Australia iguala el récord de abandonos en una ronda en la historia del tenis, con la que ocurrió en la primera ronda del abierto de Estados Unidos en 2011 y en la segunda de Wimbeldon de 2012.

Varios tenistas han criticado las condiciones en las que tienen que jugar y el riesgo que corren debido al intenso calor que afecta a los estados de Australia del Sur y Victoria, cuya capital es Melbourne.

El escocés Andy Murray dijo tras ganar el martes al japonés Go Soeda a más de 43 grados que se mostró una "imagen terrible" del deporte con los árbitros, los niños recogepelotas y los espectadores sucumbiendo ante el calor. Murray indicó que en otras disciplinas ha habido casos de deportistas que han sufrido ataques cardíacos, pero la organización del torneo minimizó los riesgos para la salud.

El canadiense Frank Dancevic, que sufrió un desmayo durante su partido, calificó de "inhumana" la decisión de jugar estos partidos en esas condiciones, y advirtió: "Hasta que alguien muera seguirán con esto y poniendo partidos con este calor".

Get Adobe Flash player
Mostrar comentarios

Códigos Descuento