Vaclav Sverkos
Vaclav Sverkos, delantero de la República Checa, celebra su gol en el partido inaugural de la Eurocopa. 20MINUTOS.ES/Agencias

La República Checa se impuso a Suiza en el partido inaugural de la Eurocopa en un aburrido encuentro en el que los checos se llevaron más premio del que merecieron gracias a un tanto de Sverkos.

Con mucho orden atrás, y aprovechando un despiste defensivo de los anfitriones, la veterana selección dirigida por Carol Bruckner se llevó una victoria importantísima en un grupo A que se presenta muy igualado.

La primera parte fue muy igualada, y pese al ligero dominio de los checos, las mejores ocasiones fueron para Suiza. Aleksander Frei, la estrella local, tuvo hasta tres claras oportunidades para abrir el marcador, pero no era su día, como se confirmó con su posterior lesión, que le puede hacer perderse lo que queda de Eurocopa.

En la segunda mitad el dominio de Suiza fue total, pero con la baja de su delantero estrella, las ocasiones de gol no se consumaban. Y en un despiste defensivo, un lejano cabezazo de Galasek dejaba solo a Sverkos, que fusilaba a placer para marcar el primer gol de la Eurocopa.

Lo intentaron después los suizos, y a punto estuvo de lograr el empate Vonlanthen, pero su disparo se estrelló en el larguero de la portería defendida por un Cech inconmensurable.

Al final, injusto resultado pero victoria para la veterana selección de la República Checa.

Ficha técnica:

0 - Suiza: Benaglio; Lichtesteiner (Vonlanthen, m.75), Müller, Senderos, Magnin, Inler, Gelson Fernandes, Behrami (Derdiyok, m.84), Barnetta, Frei (Yakin, m.46) y Streller.

1 - República Checa: Cech; Grygera, Ujfalusi, Rozehnal, Jankulowski, Galásek, Polák, Jarolím (Kovác, m.87), Sionko (Vlcek, m.84), Plasil y Koller (Sverkos, m.56).

Gol: 0-1, m. 71: Sverkos.

Árbitro: Roberto Rosetti (ITA). Mostró cartulina amarilla a Magnin (m.59), Vonlanthen (m.76) y a Barnetta (m.90+4).

Incidencias: Partido inaugural de la Eurocopa, disputado en el estadio St. Jakob-Park, que llenó sus 42.500 localidades. Antes del inicio tuvo lugar una vistosa ceremonia inaugural, diseñada por Martin Arnaud, quien ya fue el encargado de la del Mundial de Francia 1998.