El delantero del Real Madrid Roberto Soldado manifestó que si le llega "una buena oferta" estará "con los brazos abiertos para estudiarla", después de que en el primer tramo de la temporada, Bernd Schuster le haya concedido muy pocos minutos.

Si me llega una buena oferta para ser traspasado, estaré con los brazos abiertos para estudiarla

"Si me llega una buena oferta para ser traspasado, estaré con los brazos abiertos para estudiarla", comentó Soldado que hasta el momento ha disputado 18 minutos en Montjuïc en el encuentro que el Real Madrid perdió por 2-1.

Soldado señaló que esperará todo lo que haga falta. "Voy a esperar todo lo que haga falta para demostrarle al entrenador que puedo estar yo ahí también. Yo lo que tengo en mi mente ahora es triunfar en el Real Madrid me cueste lo que me cueste pero estoy viendo lo complicado que va a ser", dijo en una entrevista a laSexta.

El jugador internacional explicó que cada día llega "ilusionado" a Valdebebas, pero los domingos son sus días más complicados. "Lo que pasa es que cuando toca el día del partido que ves que no has entrado en la convocatoria, te toca venir a ti solo con los jugadores no convocados, ese día yo creo que es el más complicado para un jugador", sentenció.

"No tengo relación con Schuster"

"Aunque, creo que los domingos que hay partido son los días más complicados. Lo que más duele es no vivir el ambiente del partido, saber que puedes estar en el terreno de juego y ayudar a tu equipo, yo creo que eso es lo más difícil", apuntó Soldado.

La verdad es que no tengo mucha relación con él

Sobre su relación con Bernd Schuster, Soldado indicó que existe una relación escasa. "Creo que todos lo conocemos, sabemos que no habla mucho, está un poquito al margen del equipo y la verdad es que no tengo mucha relación con él, no somos de hablar mucho los dos, la verdad es que hay muy poquita relación", apuntó.

Así, el ariete reconoció que debe tener clara su situación como jugador. "Lo que tenemos claro el club, mi gente y yo, es que no me voy a ir cedido ahora en el mercado de invierno", comentó el valenciano.

"El primero que confía en mí soy yo mismo, está claro que si me viese yo con menos capacidad que otros jugadores para estar aquí, cuando llegó la primera oferta en verano yo mismo hubiese dicho que me iba, pero tengo la conciencia tranquila", señaló.