Oriola
- El pivot del FC Barcelona Lassa, Pierre Oriola (i), disputa un rebote ante el jugador francés del Baskonia, Vicent Poirier. EFE

El Herbalife Gran Canaria avanzó a semifinales de 'su' Copa del Rey este viernes al fulminar (107-92) al Montakit Fuenlabrada, esquivando en primera instancia la maldición del anfitrión gracias a su mejor versión en ataque y defensa, superior a un 'Fuenla' lastrado por sensibles bajas e incapaz por tercera vez este curso de frenar el vendaval canario.

Después, el FC Barcelona se impuso al Baskonia por 94-90. El conjunto de Svetislav Pesic, que dirigió su segundo partido tras su vuelta al conjunto culé, estuvo muy certero en los minutos finales y pudo llevarse el billete para estar entre los cuatro mejores equipos del torneo del KO. Thomas Heurtel fue el mejor jugador del duelo con 20 puntos, 6 rebotes y 9 asistencias.

Herbalife Gran Canaria - Montakit Fuenlabrada (107-92)

Los de Luis Casimiro manejaron los nervios en casa, algo que no supieron hacer en 2015. Esta vez Las Palmas mantuvo a su equipo en liza de cara a una semifinal que le medirá con Baskonia o FC Barcelona Lassa en 24 horas. Ambos se enzarzaron en un intercambio de golpes que sonrió a los isleños, sumando jugadores a una fiesta en la pista y la grada del Gran Canaria Arena.

Pablo Aguilar (18 puntos y 21 de valoración) y Ondrej Balvin (18 y 25) destacaron por fuera y por dentro para los canarios, aguerridos en su lucha con la entrega de Albert Oliver y Xabi Rabaseda. Los de Néstor García no entregaron la cuchara fácil, con seis jugadores en dobles figuras, pero no llegaron a ver cerca su primera semifinal copera, con la tercera derrota abultada ante los canarios esta temporada.

Los amarillos dominaron por tierra y aire, después de un arranque frío y flojo en defensa. El 'Fuenla' anotó con facilidad (12-22) por medio de Olaseni (11 puntos en 9 minutos) y el Herbalife y su afición no entraron en el partido hasta que Radicevic y Pablo Aguilar enchufaron tres triples para cerrar el cuarto (25-27).

Afilaron la artillería y fusilaron a discreción, pero Montakit respondió. Cuatro y tres tripes cada equipo, con el anfitrión tratando de poner tierra de por medio. Cambió la estrategia al juego interior Casimiro y disfrutó de la mejor versión de Balvin (12 puntos en el segundo parcial). Sufrió el conjunto del sur de Madrid sin Sekulic, pero se mantuvo al descanso (58-52).

No se es equipo revelación por ceder ante la adversidad. El 'Fuenla' lo demostró a remolque, sin el pívot montenegrino ni Popovic, baja de última hora. Sin embargo, con la lección aprendida de hace tres años, el Gran Canaria saltó a evitar un final apretado, de los que hacen temblar al favorito, más en la Copa, más en casa.

La bandera guerrera de los isleños que portan Rabaseda y Oliver asfixió a los de Néstor García. Ambos insuflaron intensidad y se ganaron los cánticos del Gran Canaria Arena por una entrega siempre agradecida. Seeley decidió entrar en juego con sus primeros ocho puntos (73-61) y Pasecniks mantuvo el dominio interior amarillo.

Con 12 arriba para el último cuarto, el Gran Canaria aún tuvo que vigilar la fe que transmite el 'Ché' García a sus jugadores. Cruz llegó a dar emoción a los últimos dos minutos, pero otros dos triples de Aguilar pusieron la firma al sonoro estreno del anfitrión. Superado el debut, toca en Las Palmas soñar con repetir la final de hace dos años en A Coruña.