Coutinho
El centrocampista brasileño Philippe Coutinho, en acción con el FC Barcelona. GTRES

La presente semana no está siendo propicia para el fichaje más caro de la historia del Barça, el brasileño Philippe Coutinho.

Además de verse obligado a ver por televisión el partido del Barça contra el Chelsea en la Champions, ya que no puede disputar esa competición con el club azulgrana debido a que ya la jugó este año con el Liverpool, Coutinho ha tenido que hacer frente a varios problemas extradeportivos.

El lunes vio cómo la grúa municipal de Barcelona se llevaba su vehículo, un Audi Q7, por haberlo dejado mal aparcado cerca de la Sagrada Familia, templo que había acudido a visitar junto a su familia y amigos.

El brasileño tuvo que pedir un taxi para retirar el coche del depósito municipal de la grúa, previo pago de la multa correspondiente.

Pero la mala fortuna de Coutinho no terminó ahí ya que por la noche, según ha revelado el diario 'Sport', su domicilio particular fue asaltado por unos ladrones.

El futbolista brasileño salió a cenar fuera y cuando regresó a casa, pasada la 1.00 h de la madrugada, comprobó que unos ladrones habían entrado en su domicilio, un chalet en la localidad de Castelldefels, a 20 kilómetros de Barcelona, donde también residen Luis Suárez y Leo Messi. Los Mossos d'Esquadra investigan el suceso.