Robert Lewandwoski, en una rueda de prensa con la selección polaca.
Robert Lewandwoski, en una rueda de prensa con la selección polaca. EFE

La fabulosa fase de clasificación de la selección polaca obliga a considerarla la gran alternativa para acabar en el primer lugar de la tabla clasificatoria de su grupo, peleando muy de cerca con Colombia. El equipo entrenado por Adam Nawalka lideró con solvencia su grupo en la fase clasificatoria, y si bien es cierto que no tuvo a ningún coco en el camino, ha quedado demostrado que equipos como Dinamarca, Montenegro o Rumanía eran combinados con buenos argumentos colectivos como para haber podido torcer el camino del cuadro polaco.

La columna vertebral de la selección polaca está compuesta por jugadores de jerarquía y experiencia. Con Szczesny bajo palos, Glik como líder de la defensa, Krychowiak ejerciendo de mariscal en medio campo, y por supuesto, Robert Lewandowski ejerciendo como delantero centro, esta selección polaca tiene indiscutiblemente una base sólida en los puestos más importantes del sistema de Nawalka.

A estos hay que sumar futbolistas con calidad y dinamismo para acompañar. Milik, que ha estado casi toda la temporada lesionado en el Nápoles, ya demostró muy buena sintonía juntándose con Lewandowski en la pasada Eurocopa. Linetty, un centrocampista con recorrido pero buen pie para asociarse, Zielinski, uno de los jugadores que más ventajas puede generar a partir de la conducción y la movilidad, y Grosicki, uno de sus futbolistas más activos y profundos del plantel arrancando desde una banda, también sumarán de forma indiscutible.

Es esta una generación polaca que, aunque quizás no alcance el nivel global que mostró el conjunto europeo en los 70 y comienzo de los 80, tiene sin duda varios futbolistas de buen nivel para soñar con igualar el hito de los Boniek y compañía. El mejor registro de esta selección polaca fue el tercer puesto que lograron en los mundiales del 74 y el 82, y por supuesto igualar algo parecido sería un éxito rotundo.

La estrella: Robert Lewandowski

El delantero del Bayern de Múnich es sin duda la grandísima estrella de este equipo, desde lo futbolístico hasta lo emocional. El mejor goleador en toda la historia de la selección y sin duda, uno de sus mejores futbolistas de todos los tiempos, que Polonia consiga superar o al menos igualar el mejor registro de su historia, dependerá en gran medida que Robert Lewandowski esté acertado de cara a portería rival.