Bélgica
Los jugadores de Bélgica celebran una anotación de Eden Hazard . EFE

Bélgica tiene ante sí a una de las grandes generaciones de su historia, aunque el tiempo pasa y son ya varios los torneos en los que el equipo centroeuropeo ha fracasado. Marc Wilmots no consiguió poner a buen recaudo todo ese talento de los 'diablos rojos', y Roberto Martínez, que había conseguido labrarse una buena reputación en la Premier League, ha sido el elegido para lograr un hito en el fútbol belga.

La primera medida del entrenador español ha estado estrechamente relacionada con una decisión que su predecesor no quiso o no supo asumir. Sin una gran nómina de buenos laterales -es cierto que en los últimos años, Meunier y Jordan Lukaku han aparecido-, el extécnico del Everton tomó la decisión de jugar con tres centrales y apostar por carrileros muy ofensivos, ocupando ese puesto jugadores muy ofensivos como Carrasco o Chadli, en algunas ocasiones.

Con tres centrales, jugadores de banda muy ofensivos, y sobre todo, con Hazard y De Bruyne potenciados al máximo, Bélgica ha mejorado de forma evidente. El jugador del Manchester City ha entendido de maravilla cómo jugar más cerca de los centrocampistas, por lo que será un gran gestor de los ataques, mientras que Hazard ha encontrado espacio unos metros más arriba para ayudar a finalizar las jugadas.

Sin embargo, habrá que ver cómo afronta el grupo la no convocatoria de Radja Nainggolan, uno de los mejores jugadores de la plantilla, que se ha quedado fuera de la lista por un tema disciplinario. El jugador de la Roma es un futbolista de enorme recorrido, presencia física y capacidad para ayudar en defensa pero también para sumar goles. Ahí Bélgica tendrá una ausencia importante.

La estrella: Eden Hazard

Parece claro que Bélgica tiene a dos jugadores capaces de marcar la diferencia en todo momento, y por tanto ese rol de estrella está repartido entre Eden Hazard y Kevin de Bruyne. Sin embargo, quizás por el tipo de papel que le va a dar Roberto Martínez, es el jugador del Chelsea el que va a estar más enfocado a hacer la jugada decisiva. A pesar de no haber sido una buena temporada en lo colectivo del equipo de Antonio Conte, Hazard ha sido sin duda su jugador más destacado.