Schuster deja huella
Javier Casquero se escapa con el balón ante la presión del madridista Reyes. (EFE)
Santiago Bernabéu: 75.000 espectadores.

Real Madrid Iker Casillas, Miguel Torres, Sergio Ramos, Helguera, Roberto Carlos, Gago, Beckham (Cassano, min 68), Robinho, Higuaín (Marcelo, min 88), Reyes (De la Red, min 36) y Van Nistelrooy.

Getafe Abbondanzieri, Contra, Pulido, Tena, Paredes, Mario Cotelo (Redondo, min 73), Celestini, Casquero, Nacho, Albín (Alberto, min 73) y Güiza (Pachón, min 80).

Goles 0-1 (min 38): Güiza. 1-1 (min 44): Van Nistelrooy, de penalti.

Arbitro Teixeira Vitienes. Amarilla a Roberto Carlos, Beckham, Gago, Cassano, Mario Cotelo, Tena y Paredes.

El Getafe de Bernd Schuster, primer técnico en la agenda del Real Madrid para la próxima temporada, gustó a la sufrida afición del Bernabéu, que una vez más vio cómo su equipo se atascaba ante el rival. El fútbol alegre del conjunto azulón se impuso a la sobriedad del estilo Capello en una primera parte de claro dominio getafense.

Los de Schuster, sin embargo, perdonaron demasiado y sólo Güiza acertó a batir a Casillas, el mejor de los blancos en la primera mitad. El gol hizo reaccionar al Real Madrid, que disfrutó de sus mejores minutos con un balón al larguero de Beckham y una internada de Robinho que acabó en penalti. Van Nistelrooy, desde los once metros, empató justo antes del descanso.

La segunda parte fue más igualada y el Madrid aumentó su presencia en el área rival con la entrada de Cassano, en el minuto 68, pero el marcador no se movió. El conjunto blanco desaprovechó una buena ocasión para acercarse al Barça, tras su pinchazo en Sevilla (2-1).

El partido dejó secuelas en el Madrid porque Beckham y Reyes sufrieron sendos esguinces de rodilla y serán baja para jugar ante el Bayern.

Capello señala a los árbitros

El técnico del Madrid volvió a culpar ayer al árbitro, a pesar de que la semana pasada aseguró que llevaba dos años sin hablar de ellos. «Ha tomado decisiones que no me han gustado». Capello instó a su directiva a presentar una queja formal por los arbitrajes recibidos.