Gol del Real Madrid al Schalke
Los jugadores del Real Madrid celebran uno de los goles al Schalke. EFE

¿La maldición de Alemania? Este Real Madrid es distinto. El conjunto blanco abusó del Schalke, le aplastó, en un partido excelso de los blancos, que no tuvieron piedad de su rival y sentenciaron su pase a los cuartos de final de la Champions con una exhibición goleadora (1-6).

Eran ya muchos años sin ganar en territorio germano, demasiados. Muchas veces, por un exceso de respeto, casi un sentimiento de inferioridad en campos alemanes. Ancelotti lanzó un mensaje claro con su alineación: era el día para ganar. Dos laterales ofensivos, el habitual centro del campo ofensivo y arriba el triplete demoledor. Había que mandar en el partido y no dar ninguna oportunidad al rival.

Casillas hizo un paradón increible, aunque al final se acabó su racha de imbatibilidad

Apenas un susto inicial inquietó a los madridistas, que dominaron el choque desde el principio. Toque, posesión y agobio ante un equipo alemán con calidad arriba pero con una defensa que hizo aguas por todas partes.

Ante tantas facilidades, Modric tomó una vez más el timón y Benzema se puso las botas. El galo estuvo excelso ocupando la mediapunta, cayendo a ambas bandas y además marcando. Fue el encargado de marcar el primer gol tras un error de la zaga rival, que le dejó solo para fusilar la meta alemana.

El Schalke tuvo entonces un amago de reacción, pero un milagro de Casillas diluyó la rebelión. Remate a bocajarro de Draxler e Iker, echando mano de su innata intuición, le sacó el balón.

La genialidad atrás del portero fue acompañada con una maravilla arriba. Gareth Bale regateó a cuantos rivales le salieron al paso con una gran clase y su disparo se convirtió en el 0-2. Otro golazo del gales en una semana suya difícil de olvidar.

Ante el aluvión blanco, lo raro era no ver a Cristiano unirse a la fiesta. Lo intentó en numerosas ocasiones, pero entre el palo y varias paradas de Fahrmann provocaron la frustración del portugués en la primera parte.

El ansia goleadora de Ronaldo se vio recompensado en la segunda parte. Desastre defensivo del Schalke, mano a mano del portugués con Matip el luso le rompió la cintura para hacer el tercer tanto blanco. Ya tenía su gol.

La superioridad del Real Madrid fue, por momentos, insultante. Pareció de todo menos una eliminatoria de octavos de final de la mejor competición de clubes del mundo. En una nueva combinación entre Cristiano y Benzema, la defensa germana quedó de nuevo en evidencia y el francés amplió el resultado (0-4).

Con media hora aún por jugarse, la diferencia solo podía ir a más, como así fue con otro gol de Bale, que aprovechó de nuevo la espalda de la defensa alemana, mientras que Cristiano hizo el sexto para redondear la goleada. El tanto del honor fue para Huntelaar, que marcó por toda la escuadra, pero ya era demasiado tarde, el billete para cuartos ya está sellado para el Madrid.

- Ficha técnica:

1 - Schalke: Fährmann; Höwedes, Matip, Felipe Santana, Kolasinak (Fuchs, m.76) ; Boateng (Goretzka, m.59), Neustädter; Farfán (Obasi, m.72), Meyer, Draxler; y Huntelaar.

6 - Real Madrid: Casillas; Carvajal, Pepe, Ramos, Marcelo; Xabi Alonso (Illarramendi, m.73); Modric, Di María (Isco, m.68); Bale (Jese, m.80), Benzema y Cristiano Ronaldo.

Goles: 0-1, m.13: Benzema. 0-2, m.22: Bale. 0-3, m.52: Cristiano Ronaldo. 0-4, m.57: Benzema. 0-5, m.69: Bale. 0-6, m.89: Cristiano Ronaldo. 1-6, m.91: Huntelaar.

Árbitro: Howard Webb (Inglaterra). Amonestó a Di María, Höwedes, y Huntelaar.

Incidencias: partido de ida de los octavos de final de la Liga de Campeones disputado en la Veltnis Arena de Gelsenkirchen ante unos 52.000 espectadores.