Scariolo
El seleccionador español, Sergio Scariolo, en Lodz (Polonia), antes del partido del Eurobasket 2009 frente a Polonia. EFE

El seleccionador nacional de baloncesto, Sergio Scariolo, pasó revista a la actualidad del combinado español a su paso por Madrid y confirmó que "esperarán" la última decisión de Pau Gasol para participar en el próximo Mundial de Turquía al igual que con cualquier otro jugador, dado que constituye un "compromiso que tiene cada uno consigo mismo".

"Estamos todos en la línea de esperar por Pau (Gasol) o por cualquier otro jugador. La selección es algo que como no tiene un vínculo contractual o económico, que cada jugador tiene que sentirlo como algo importante en ese momento determinado, algo que merezca suficientemente la pena para invertir dos meses de su verano en ello. Es un compromiso que uno tiene consigo mismo que con un papel", afirmó.

La Selección es un compromiso que tiene cada jugador consigo mismo

"A partir de ahí, es una cuestión de cada uno, no sólo de Pau. Ese compromiso lo han reafirmado, hasta el momento, cada año, pero lo tienen que renovar anualmente. Mi experiencia que dice que a lo largo de una temporada las sensaciones pueden cambiar así que será mejor esperar la decisión definitiva", añadió en declaraciones a la web de la Federación Española de Baloncesto (FEB) recogidas por Europa Press.

Amistoso contra EE UU

Por último, el seleccionador respondió a expectación que está levantando a ambos lados del Atlántico el encuentro de la fase de preparación para el próximo Mundial de Turquía frente a Estados Unidos, en el que pese a su carácter "amistoso", constituirá un partido de "máximo nivel" tanto para "jugadores como aficionados".

"La diferencia está clara entre un partido amistoso y un partido oficial, pero también ha quedado demostrado que la selección española en los últimos años ha jugado los partidos de preparación con una gran intensidad. La selección estadounidense también lo disputará al máximo, dejando claro que es un partido amistoso, será un partido de máximo nivel, tanto para los jugadores como para los aficionados", sentenció.