Rossi, radiante
El italiano de Yamaha Valentino Rossi celebra exultante el triunfo en el gran Premio de Holanda. (EFE) EFE
La Agencia Tributaria italiana reclamaría al campeón de motociclismo Valentino Rossi un total de 112 millones de euros, incluida una multa y los intereses, por
no haber declarado ingresos por 60 millones de euros en el periodo 2000-2004.

Rossi no declaró remuneraciones por unos 60 millones de euros, lo que habría supuesto una evasión fiscal total de 43,7 millones, al Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), el Impuesto Regional de Actividades Productivas (IRAP) y el Impuesto del Valor Añadido (IVA), según agencias italianas que no citan fuentes.

A la cifra objeto de evasión habría que sumar la multa y los intereses, lo que eleva la reclamación total a 112 millones de euros.

La delegación de hacienda de Pésaro-Urbino (este) ha comprobado la situación fiscal del motociclista desde abril de 2000, cuando comunicó su cambio de residencia a Gran Bretaña, hasta el ejercicio de 2004 e informó de que le estaba investigando por presunto fraude fiscal.

Rossi fue denunciado este jueves ante la Fiscalía de la ciudad italiana de Pesaro, por dos hipótesis de delito: omisión de declaración de ingresos y declaración inexacta, un acto debido después de que la Agencia Tributaria hiciera público que le estaba investigando.

El piloto de MotoGp figura en Londres como "residente sin domicilio", condición de la que se benefició durante esos años para declarar al fisco de ese país "sólo los beneficios producidos en Gran Bretaña", según fuentes de la investigación.

En Italia habría declarado sólo una parte de sus rentas, pero no los contratos firmados con sus patrocinadores, que estarían a nombre de empresas extranjeras.