El cabezazo de Zidane
Momento exacto del cabezazo de Zidane a Materazzi. YOUTUBE

La acción de Rossi durante el GP de Malasia, en la que le propinó una patada a Márquez tirándole al suelo, no fue más que fruto de los nervios y de la impotencia al ver cómo el Mundial se le podía escapar de las manos.

Una acción que rebaja al plano más terrenal al nueve veces campeón del Mundial de motos. Sin embargo, el deporte de las dos ruedas ya había ofrecido otros piques o, como coloquialmente se dice, idas de olla, que ya son míticas y quedarán para siempre en la memoria del aficionado. También en otras disciplinas se ven gestos antideportivos.

Rossi-Márquez: en Sepang 2015 el italiano le da una patada y tira al español.

Rossi-Biaggi: en Sukuza 2011, Il dottore casi se sale de la pista tras una embestida de Biaggi; en Montmeló 2002, tras una serie de piques en pista, llegaron a las manos, a pegarse con los cascos al final de la carrera.

Rossi-Gibernau: en la primera carrera de 2005, Rossi hizo real una rivalidad que venía de meses atrás e impactó con Gibernau en la última curva enviándole a la grava. No hubo sanción.

Márquez-Lorenzo: Jerez 2013. El catalán viene sin control, demasiado fuerte, saca el pie e impacta con Lorenzo y le quita la trazada, relegándole de posición. Márquez pide perdón pero Lorenzo le niega el saludo.

Simoncelli-Pedrosa: en Francia 2011: el italiano, conocido por su pilotaje agresivo, entró por fuera y cortó la trayectoria del español, que se fue al suelo y se hizo daño en la clavícula.

Tyson-Holifield: en 1997, MGM Grand, Las Vegas. Tyson protagonizó el mordisco más famoso de la historia del deporte.

Schumacher-Villeneuve: en Jerez en 1997, el alemán intentó desestabilizar a Villeneuve con una maniobra fea y antideportiva.

Zidane-Materazzi: en el Mundial de 2006, el francés le propinó un cabezado al italiano, por lo que fue expulsado.

Sabonis-Nakic: en linal de la Copa de Europa de 1986 entre el Cibona de Zagreb y el Zalgiris Kaunas, Sabonis vs Petrovic. Nakic recibe una dura falta de Kaprivikas. El croata le contesta con un codazo y Sabonis cruza la pista le suelta un puñetazo a Nakic.

Luis Suárez-Chiellini: en el Mundial de 2014, el uruguayó mordió, y ya iban tres ocasiones, a un rival. Esta vez le tocó al italiano.