Ronaldo.
Ronaldo, con la camiseta del Milan. AGENCIAS

El delantero brasileño Ronaldo descartó fichar por el club Flamengo, con el que se ejercita para superar su grave lesión de rodilla, si el estadio Maracaná cierra el año que viene para acometer las reformas necesarias para el Mundial de 2014.

"Si cierran el Maracaná, es negativo para mí. No voy a jugar en Madureira", afirmó Ronaldo, en una entrevista al canal de televisión Sport Tv.

Si cierran el Maracaná, es negativo para mí. No voy a jugar en Madureira

Todavía no existe una fecha definida para que el legendario coliseo cierre para adaptarse a las normativas de la FIFA, pero el alcalde de Río de Janeiro, César Maia, desveló que podría ser a partir de 2009, lo que obligaría al Flamengo a mudarse a un campo de menor entidad la próxima temporada.

El máximo anotador de la historia de los mundiales también recordó que pesará en su decisión la clasificación del equipo para la Copa Libertadores del año que viene, lo que aún está en el aire.

A seis jornadas del final de la Liga, el Flamengo ocupa la cuarta plaza del Campeonato Brasileño, que otorga el último de los boletos para la competición continental, pero su clasificación no está garantizada, ya que comparte los mismos 55 puntos del Palmeiras, quinto clasificado.

Ronaldo analizó que, para unirse a las filas del club rojinegro, tiene que estar "muy bien" físicamente, con "el mismo" grado de exigencia que se pediría a sí mismo para volver a la selección brasileña.

También consideró que el plano financiero "no sería un problema", siempre que "las dos partes no tengan que renunciar a muchas cosas", e indicó que, aún así, "existen alternativas" que suplirían el menor presupuesto del club brasileño, con respecto a otros equipos europeos, más adinerados.

El ex jugador de clubes españoles como Real Madrid y Barcelona se ejercita en los campos del Flamengo desde inicios de septiembre.

Varios equipos le quieren

Además, ha reconocido ofertas del Manchester City inglés, y otros clubes, entre los que se podrían encontrar el francés París Saint Germain y varios equipos italianos, como el Roma, el Sampdoria y el Siena, según han precisado diversos medios italianos.

El delantero de 32 años está sin equipo desde comienzos de julio, cuando terminó su contrato del Milan, su último equipo, con el que se lesionó la rodilla el pasado 13 de febrero, lesión que puso en peligro su carrera.