Ronaldo con Brasil
Ronaldo con Brasil (Reuters) Paulo Whitaker/Reuters

"Estoy decepcionado con algunas cosas", dijo un Ronaldo de rostro abatido por una fiebre que ayer le impidió entrenarse con los compañeros y que hoy, aún latente, era la causa de una fuerte jaqueca, según explicó.

El jugador del Real Madrid achacó la culpa de sus disgustos a "la mayoría de la prensa brasileña", por dar repercusión a hechos relacionados con su peso, las ampollas que recientemente aparecieron en sus pies, así como sus salidas nocturnas.

Advertido por sus interlocutores de que acontecimientos como su ida a una discoteca en Suiza y a otra en Alemania fueron advertidos por medios europeos, Ronaldo vaciló, pero se mantuvo firme: "los brasileños crearon una onda sobre eso. Tenemos que ser protegidos, por lo menos por nuestro país".

"El extranjero da mucho más valor al brasileño que nosotros mismos. Afuera la selección da miedo, es respetada", apostilló.

"No quiero generalizar pero veo personas cubriendo la Copa del Mundo que no están preparados para eso", apostilló.

Su sobrepeso y el presidente brasileño

Ronaldo atribuyó "a la insistencia de la mayoría de la prensa" brasileña la errónea información que llevó al presidente de Brasil, Luiz Ignacio Lula da Silva, a preguntar el jueves, durante una vídeo conferencia con el equipo, si él estaba gordo.

"El presidente ha sido mal influenciado", dijo al referirse al contacto registrado anoche entre el despacho del gobernante en Brasilia y la concentración del equipo en Koenigstein.

"Solo quiero respeto", reclamó con voz grave.

Ronaldo Luiz Nazario de Lima no quiso hablar de su futuro por estar "concentrado sólo en la Copa".

    NOTICIAS RELACIONADAS

  • ¡Ronaldo y otros brasileños en la discoteca hasta las seis de la mañana!
  • Ronaldo está listo para el Mundial, "sin duda"
  • Sócrates: "Brasil no ganará; hay intereses de por medio"
  • Brasil se da un festín a costa de Nueva Zelanda
  • FICHA de Brasil: así juega 
  • ENCUESTA: ¿qué selección favorita ganará el título?