Robin van Persie
El delantero holandés del Manchester United, tras equivocarse de vestuario en su primera visita a su anterior estadio, el Emirates del Arsenal. BBC

Cuando llevas seis años entrando al mismo vestuario, es fácil que cometas un error como el que cometió este domingo el delantero holandés del Manchester United, Robin van Persie.

Van Persie llegó este verano a Manchester por 30 millones

Era la primera visita del jugador de Rotterdam a la que fue su casa durante seis años (aunque estuvo ocho en el Arsenal, que cambió de estadio en 2006), después de que el pasado verano fichara por el Manchester United por 24 millones de libras esterlinas (30 millones de euros). Según difundió la BBC en un vídeo, cuando van Persie llegó al Emirates saludó a viejos conocidos y trabajadores del Arsenal.

Tras abrazar a un amigo frente a la puerta del vestuario local, el neerlandés hizo el gesto de entrar en él, pero se dio cuenta inmediatamente y tras golpearse la frente con la mano, se dirigió al vestuario visitante.

Recibimiento del público

Van Persie, a pesar del cariñoso recibimiento de los empleados del Arsenal, no tuvo la misma suerte con los aficionados gunners, que lo saludaron con abucheos cuando pisó el césped. Además, el Arsenal le hizo pasillo a los jugadores del Manchester United, ya que los de Ferguson habían ganado la Premier League el fin de semana anterior. El exjugador del Feyenoord, además, marcó un gol, de penalti.

Hace unas semanas, se vivió una situación parecida en el mundo del deporte, cuando el piloto inglés Lewis Hamilton, en la actualidad en la escudería Mercedes, paró en el box de su anterior equipo, McLaren.