Robben y Ribery
Arjen Robben y Franck Ribery celebran uno de los goles del Bayern ante el Wolfsburgo. Michael Dalder/REUTERS

El holandés Arjen Robben, ex jugador del Real Madrid, tuvo un debut mágico con el Bayern -jugó 45 minutos, marcó dos goles y se convirtió ya en uno de los favoritos de la afición- y ayudó a la resurrección de su equipo, que goleó autoridad al Wolfsburgo por 3-0.

Cuando acabó el partido, el holandés se mostró contento por su partido y por el recibimiento de la afición alemana, que ya tiene  nuevo ídolo.

En esas declaraciones, Robben no se olvidó del Real Madrid, asegurando que le encantaría cruzarse con este equipo en la Liga de Campeones. "Sería genial poder cruzarnos en la Champions con ellos. Si marco dos goles frente al Real Madrid, sería fantástico".

Sin embargo, el holandés quiso alejar cualquier atisbo de venganza. "No guardo ningún rencor. No tiene nada que ver, sería muy bonito encontrarme con mis antiguos compañeros. He pasado grandes ratos con ellos y jugar contra ellos la Champions y ganarles sería curioso".

De Ribery. gran pretendido por el Madrid, dijo que "es un placer juntar a su lado".