Riccardo Riccò
Riccardo Riccò, conducido por la policía francesa tras conocerse su positivo (AP). AP

El ciclista italiano Riccardo Riccò (Saunier Duval), conocido como la Cobra, ha dado positivo por EPO de tercera generación, según el sitio de internet de L'Équipe. El control fue realizado en la cuarta etapa del Tour de Francia, la contrarreloj de Cholet. Allí también fue controlado positivo Moisés Dueñas.

Riccò, ganador de dos etapas de montaña en este Tour de Francia (Super-Besse y Bagneres de Bigorre), dio positivo por una sustancia conocida como CERA (Continuous Erythropietin Receptor Activator) o EPO de tercera generación. En este Tour se encontraba en la novena posición de la general y en el pasado Giro de Italia finalizó segundo.

La Agencia Francesa de Lucha contra el Dopaje (AFLD), encargada de los controles en el presente Tour, seguía a Riccò desde que los análisis efectuados en los días previos al Tour revelaron niveles sanguíneos anormales. Sin embargo, el Tour trata con mucho cuidado este caso, ya que Riccò, de 24 años, tiene una licencia de la UCI en la que se reconoce que el corredor posee unos niveles de hematocrito alto: su sangre, de forma natural, es muy rica.

El equipo decide dejar el Tour

El equipo Saunier Duval-Scott decidió dejar el Tour de Francia, no fue expulsado por la organización como trascendió en un primer momento. La dirección deportiva de la formación anunció que no volverá a competir hasta que se aclare la situación, sobre todo por la importancia de Riccò en el ciclismo actual. "Ha sido una decisión propia, ya que al tratarse de un hombre fuerte se mancharía el nombre del Tour y el equipo", explicaban a 20minutos.es fuentes del equipo cántabro.

Posteriormente, la formación hacía público un comunicado de prensa. "El equipo Saunier Duval-Scott comunica que en la salida de la etapa de hoy, la Agencia Francesa Antidopaje ha informado al corredor Riccardo Riccò del control positivo de la muestra tomada a la conclusión de la 4ª etapa del Tour de Francia 2008", comenzaba su nota oficial.

"Pese a la posibilidad que la organización del Tour de Francia ha dado a la escuadra para continuar en carrera, lo cual agradecemos públicamente, la dirección del equipo ha decidido por iniciativa propia abandonar la prueba para no dañar más la imagen de nuestros patrocinadores y del propio Tour de Francia dada la trascendencia del ciclista afectado, que desde este momento queda suspendido por el equipo", prosigue.

Catastrófico, según Algeri

El italiano Pietro Algeri, ex ciclista y director deportivo del Saunier, mostró su profundo pesar por los acontecimientos de la mañana.

"No tengo moral para hablar con Riccó, esto es catastrófico, algo muy duro. No sé si dejar este trabajo, esto me resulta incomprensible. No lo entiendo, después de todas las recomendaciones que habíamos hecho ahora sucede esto", indicó.