Franck Ribery
Franck Ribery, extremo del Bayern Munich, celebra uno de sus goles ante el Friburgo. Michaela Rehle / REUTERS

El francés Franck Ribery ha pedido a la justicia de su país que prohíba la salida de un libro que contiene revelaciones sobre el escándalo sexual que le salpicó el año pasado, cuando se supo que había mantenido relaciones con una prostituta menor de edad.

El libro, titulado "La cara oculta de Franck Ribery", es obra de dos periodistas del diario "France Soir", Mathieu Suc y Gilles Verdez, y contiene revelaciones nuevas sobre ese escándalo.

La obra salía a la venta este jueves, pero los abogados del futbolista han conseguido que el Tribunal de Gran Instancia de París celebre este viernes una vista en la que puede decidir la prohibición de su venta.

En concreto, los letrados de Ribery aseguran que no están en contra del contenido del libro, pero aseguran que la portada del mismo, en la que aparece el jugador vestido de traje, se ha publicado sin su permiso y sin tener los derechos de imagen.

Para la editorial que publica el libro no es más que una triquiñuela legal para evitar la publicación de la obra. "La cara oculta de Franck Ribery" contiene "revelaciones exclusivas" sobre el escándalo sexual con la prostituta Zahia, que tenía 17 años cuando se acostó con Ribery, según explicó uno de sus autores, Suc.

Hemos tratado de hacer un retrato del futbolista"Hemos tratado de hacer un retrato del futbolista, considerado como un modelo de su generación", afirmó el autor especializado en investigaciones periodísticas.

Los autores tuvieron acceso al sumario de la investigación policial, incluidas las declaraciones del propio Ribéry y de Zahia, así como de una segunda prostituta que, según ellos, también tuvo relaciones con el jugador del Bayern.

Aquel caso, que salpicó a otros jugadores de la selección, como el delantero del Real Madrid Karim Benzema, provocó un gran revuelo en Francia, aunque por el momento no ha tenido repercusiones judiciales.

El libro sostiene que Ribery no se acostó una única vez con Zahia, sino que hubo un segundo encuentro pocos días después que acabó mal porque el futbolista se negó a pagar a la prostituta.

También aseguran los autores que el futbolista trató de maquillar en su declaración que se sirvió de medios del Bayern para organizar el primer encuentro con la prostituta en Múnich sin que se enteraran ni su esposa ni los 'paparazzi'.

En cuanto a Benzema, los autores sostienen que pese a que apenas tenía peligro de estar imputado, el jugador del Madrid fue confuso en sus declaraciones ante la policía, lo que complicó su defensa.

Los autores afirman que la prostituta había mantenido también relaciones con otros personajes conocidos del país, no todos ellos del mundo del deporte.

El libro también se refiere al papel desempeñado por Ribery en la sublevación de los jugadores galos en el Mundial de 2010, hecho en el que el jugador del Bayern fue uno de los cabecillas. Suc indicó que el libro no pretende "ser una obra contra Ribery", pero sí desmontar algunas ideas sobre el futbolista.