La guerra de televisiones puede perjudicar este fin de semana, en la segunda jornada de Liga, al partido que disputarán el Barcelona y el Racing de Santander en el Camp Nou.

Los derechos de emisión del conjunto azulgrana los posee Mediapro, y los de los santanderinos perternecen a Sogecable, por lo que este conflicto de intereses podría provocar que los espectadores no pudieran disfrutar del encuentro en sus televisiones.

Ambas plataformas televisivas aseguran que el encuentro se dará en la modalidad de pago por visión (ppv).

En la primera jornada ya ocurrió un caso similar, en el Espanyol-Valladolid, que al final no se retransmitió. Un antecedente de lo que puede ocurrir el domingo.