Tras la derrota ante el Getafe y la merma de la ventaja con el Barcelona a dos puntos, en el Real Madrid piensan en las razones de su baja forma y fuera del equipo dan recomendaciones para que no tengan otro gol tonto que les haga perder. Aún colea el despiste.

Por ejemplo, Lucas Matías Licht, defensa del Getafe, recordó en rueda de prensa que los jugadores merengues "estaban un poco dormidos cuando no se dieron cuenta que el tanto de Robben fue anulado".

En A Coruña, el entrenador del Deportivo, Miguel Ángel Lotina, comentó que él tiene "una costumbre, no sólo en los partidos míos, sino en cualquier campo en el que esté viendo un partido: si hay gol, lo primero que hago es mirar al línea, siempre, inconscientemente", comentó.

En el diario As, Guti ha dado su versión. "Yo no escuché pitar al árbitro, pero sí vi al linier. Yo vi perfectamente cómo el linier levantaba la mano, lo que pasa es que el árbitro no lo vio, siguió la jugada, metimos el gol y a partir de ese momento echa un vistazo a su línea y ve que tiene la bandera levantada", asegura.

"Nosotros cometemos el gran error de celebrar un gol antes de ver que las cosas han salido bien", asegura el centrocampista del Real Madrid.