El Real Madrid ha alcanzado un acuerdo con el Chelsea para el traspaso del extremo zurdo holandés, Arjen Robben, por unos 36 millones de euros, lo que pone fin a unas negociaciones que han durado todo el verano.

Robben, de 23 años e internacional con su país, cumple el deseo de Ramón Calderón, tras ser una de sus promesas electorales, y del técnico Bernd Schuster, que había solicitado un esfuerzo a la directiva para reforzar la banda izquierda del centro del campo.

El jugador aterrizó en la T-4 del aeropuerto de Barajas en medio de una gran expectación poco antes de mediodía.

Luego, junto con Heinze, el otro fichaje del club blanco, pasó el reconocimiento médico.

A las cinco de la tarde será presentado en el estadio Santiago Bernabéu.

El extremo holandés firmará por cinco temporadas con el Real Madrid, que tras dos meses de negociaciones con el Chelsea inglés, ha cerrado la contratación en una cantidad cercana a los 35 millones de euros.

La llegada del francés Florent Malouda al Chelsea de José Mourinho, cerró las puertas de la titularidad a Robben, que no mantenía una buena relación con su entrenador.

Desde el inicio de las negociaciones, el jugador holandés dejó claras sus intenciones. Quería marcharse al Real Madrid y ha estado apartado del Chelsea, viendo desde la grada los partidos que ya ha disputado.

El Real Madrid también cerró ayer el fichaje del defensa argentino Gabriel Heinze, por el que el conjunto blanco ha pagado 12 millones de euros al Manchester United.

Los dos pasarán reconocimiento médico y firmarán en el estadio Santiago Bernabéu sus contratos, antes de ser presentados en el palco de honor y completar el viernes su primer entrenamiento con el Real Madrid.

Y Belleti se va al Chelsea

Por su parte, el Barcelona alcanzó un acuerdo con el Chelsea inglés para el traspaso del lateral Juliano Belletti por valor de 5,5 millones de euros.

El jugador brasileño, campeón del mundo en 2002 en Corea y Japón, tenía contrato con el Barcelona hasta junio de 2008, después de renovar su vínculo con el club catalán tras protagonizar la final de la Liga de Campeones ante el Arsenal con el gol que otorgó la victoria al equipo de Rijkaard.