Rudy Fernández
El jugador del Real Madrid, Rudy Fernández, ante el Caja Laboral. EFE

El Real Madrid ha superado el escollo de la visita al Buesa Arena y ha doblegado al Caja Laboral, 92-100, en un partido donde el líder de la Liga ha demostrado su poderío ante el segundo clasificado. Los de Pablo Laso han ido de menos a más en el duelo y tras un primer tiempo gris y con escaso acierto se han repuesto en el tercer cuarto de una desventaja de dieciséis puntos, 70-54, para terminar llevándose el partido y apuntalar aún más el liderato al situar al Baskonia a cuatro partidos de diferencia por detrás como perseguidor más cercano.

Rudy Fernández anotó 19 de sus 21 puntos en el tercer periodoEl mérito de la reacción y despertar madridista ha recaído en Rudy Fernández que ha firmado un tercer acto magistral al anotar 19 de sus 21 puntos del partido en ese periodo y volver a colocar con aspiraciones de triunfo al Real Madrid.

El segundo acto fue baloncesto en estado puro con un intercambio de canastas gracias al acierto exterior de San Emeterio y Nemanja Bjelica, cinco triples entre ambos, la pelea en la zona de Reyes y los doce puntos de Carroll.

Los blancos entraron en los diez minutos finales con una mínima desventaja de solo cuatro puntos, 73-69, después de haber estado en dos ocasiones dieciséis puntos por debajo. El partido volvió a empezar después de un triple de Sergio Rodríguez que igualaba el partido, 75-75 minuto 32, y otro triple de Mirotic situó de nuevo al Real Madrid por delante, 75-78 después de solo haber mandado en el luminoso en la primera canasta del duelo.

El partido derivó a un concurso de triples y ambos equipos se repartieron media docena de lanzamientos donde los de Pablo Laso fueron capaces de mantener una mínima renta en el marcador. Volvió de nuevo el intercambio de canasta de dos puntos y tuvo más sangre fría el Real Madrid para no errar en los ataques y saber golpear en cada acción para llevarse el partido.

El FC Barcelona Regal no falló en su visita al CB Canarias (81-89), rompiendo con la racha de los canarios de siete partidos consecutivos ganando como local, en un gran partido de Huertas, máximo anotador del encuentro con 22 puntos, que devolvió la sonrisa a su afición tras el pinchazo en la jornada anterior ante el Caja Laboral.