Reparando el Ferrari
Los ingenieros miran con cara de preocupación el motor del Ferrari de Raikkonen. (Efe) Efe

Kimi Raikkonen, ganador del GP de Australia, podría comenzar la carrera de Malasia con una penalización de diez puestos en la parrilla de salida.

El motor de su Ferrari sufrió daños en las últimas vueltas del pasado gran premio y la escudería italiana asume que tendrá que sustituirlo en Malasia para soportar las altas temperaturas de Sepang.

Una fuga de agua cuando faltaban 22 vueltas para terminar la carrera de Australia hizo que el motor de Raikkonen se calentara demasiado y limitó su rendimiento en la pista.

Ahora, los ingenieros de Ferrari no quieren correr riesgos y la mayoría apuesta por el cambio de propulsor.

La única duda que se plantea en la escudería es decidir si el motor se sustituye antes de la sesión de calificación del sábado o justo antes de la carrera.

El briánico David Coulthard, de Red Bull, también cambiará su motor, aunque no será penalizado porque no terminó la prueba australiana.