Racing y Murcia son, a esta hora, los dos únicos clubes que no han conseguido aún alcanzar un acuerdo con Hacienda y están en peligro de descenso o desaparición en el caso del equipo cántabro.

Javier Tebas, presidente de la Liga de Fútbol Profesional (LFP) ha indicado en la rueda de prensa posterior a la Asamblea General Ordinaria y Extraordinaria del organismo que Racing de Santander y Murcia no cumplen, hasta el momento, las condiciones para competir en Segunda.

El problema del Racing y el Murcia no es un problema exclusivo de la deuda con la Agencia Tributaria

"Hoy no cumplirían los requisitos el Racing y el Murcia. Por los contactos que he mantenido con ambos clubes no lo tienen resuelto", apuntó el dirigente este miércoles, a poco de que termine el plazo estipulado para todos los equipos, este mismo jueves.

"El que un equipo esté a 30 de junio con esta situación hace pensar que salvarse por la campana no será fácil. Sospecho que no lo tienen fácil a estas horas", señaló también.

Tebas explicó la situación de ambos: "El problema del Racing y el Murcia no es un problema exclusivo de la deuda con la Agencia Tributaria. La LFP aprobó el año pasado unos ratios económicos para poder competir que dependen de la deuda respecto al volumen de ingresos".

"Ese ratio a fecha de hoy el Racing no lo tiene resuelto. Lo puede resolver con un aplazamiento con la Agencia Tributaria, que me consta que ha hecho las gestiones, o aplazando con otro acreedor y poniendo dinero, que es lo que ha hecho el Zaragoza. El Murcia puede hacer lo mismo", añadió.

Así las cosas, ambos clubes trabajan a contrarreloj para que Mirandés y Castilla, por este orden, no ocupen sus plazas.

Piden "flexibilidad"

Cerca de 2.500 personas se han manifestado esta miércoles en Santander para pedir "justicia" para el Racing y "flexibilidad" en la aplicación de las normas, para que se dé al club cántabro la "oportunidad de cumplir con la ley" y devolver lo que debe.

Los aficionados, ataviados con sus camisetas, bufandas y banderas, han respondido así a una convocatoria de la Asociación de Peñas Racinguistas que también ha sido secundada por la plantilla y por el entrenador, Paco Fernández.

Entre cánticos de apoyo al Racing, gritos de "nos vamos a salvar", y críticas a sus dos anteriores presidentes, Ángel Lavín y Francisco Pernía, y también al jefe del Ejecutivo cántabro, Ignacio Diego, los aficionados han recorrido el trazado que separa la sede del Gobierno regional y el Ayuntamiento de Santander.