El Barça ya piensa en el 'clásico' del domingo contra el Real Madrid.

"Siempre hemos tenido problemas con los centrales, pero saldremos adelante", manifestó Vilanova en rueda de prensa en alusión a la lesión de Puyol, que sufrió una aparatosa caída al intentar rematar un córner.

El técnico culé se ha quedado son dos estandartes en defensa para jugar contra el eterno rival. Los peores presagios se han hecho realidad. Puyol queda descartado y Piqué tendrá que forzar mucho para estar. Vilanova recordó que ausencias como la de Puyol y su compañero obliguen a "reconvertir jugadores a posiciones que no son las suyas", como es el caso reciente del camerunés Song, que ya ha ocupado el eje de la zaga.

En el caso de Piqué, "esperamos recuperarle, no para el 'clásico' sino para más adelante", dijo Tito.

La defensa del Barça para el clásico del domingo es, pues, una verdadera incógnita. Alguien tendrá que hacer las veces de dos de los valuartes del equipo culé en las últimas Ligas. Dicho con nombres propios, dos centrocampistas reciclados, Alex Song y Javier Mascherano más la presencia de los jóvenes Andreu Fontàs y Marc Bartra son algunas de las opciones que maneja el entrenador Tito Vilanova para el puesto de central en el eje de la defensa.