Carles Puyol
Carles Puyol, durante una rueda de prensa. EFE/ARCHIVO

El capitán del Barcelona, Carles Puyol, ha sufrido una rotura en el pómulo derecho a consecuencia de un traumatismo facial, según el primer diagnóstico que se le ha efectuado en el vestuario del Reyno de Navarra, a la conclusión del Osasuna-Barça (1-2).

El jugador ha sido trasladado a un hospital en Pamplona para ser atendido después del choque que sufrió en la lucha por un balón con el osasunista Lamah, aunque posteriormente se trasladó al aeropuerto y ha viajado con el resto de sus compañeros hacia Barcelona.

El tiempo de recuperación del defensa no ha sido aún establecido por los médicos del club, que el lunes le practicarán más pruebas en la capital catalana.

A pesar del duro golpe en la cara, que obligó a las asistencias a atenderle en el césped, el jugador ha finalizado el partido.

La rotura del pómulo hará que Puyol se pierda previsiblemente los próximos compromisos del Barcelona: el miércoles contra el Real Madrid en la vuelta de la Supercopa de España y el domingo contra el Valencia en el Camp Nou, además de los dos encuentros de la selección española en el primer parón de la Liga.

Hace años, el defensa barcelonista ya sufrió una rotura en el pómulo que le obligó a llevar una máscara después del postoperatorio.