Vladimir Putin
Vladimir Putin en una rueda de prensa en el Kremlin. GTRES

El presidente ruso, Vladímir Putin, declaró que le parece "injusta" la decisión de la Federación Internacional de Atletismo (IAAF), que hoy mantuvo la exclusión de los atletas rusos de los Juegos Olímpicos de Río.


Putin señaló que las sanciones por dopaje deben ser "personalizadas" y que "no se puede castigar a toda la familia por el crimen de uno de sus miembros", en una entrevista con los presidentes de las mayores agencias mundiales. El jefe del Kremlin recalcó que la decisión de la IAAF no se ajusta a "ningún marco de conducta civilizada". "Nosotros mismos nos indignamos cuando topamos con problemas de dopaje y tratamos de combatirlo y castigar a los culpables", agregó.


Putin expresó su esperanza en que el Comité Olímpico Internacional reaccionará a la decisión de la IAAF, que castiga a justos por pecadores. "Confío en que hallaremos una solución, y esto no significa, en modo alguno, que tengamos la intención de ofendernos y de decir que no vamos a luchar más contra el dopaje. Por el contrario, fortaleceremos la lucha contra el dopaje", agregó.


La IAAF decidió hoy en Viena por unanimidad mantener la suspensión de la Federación Rusa, lo que supone la exclusión de los atletas rusos de los Juegos Olímpicos de Río, al considerar que Rusia aún no ha dado pruebas fiables de que cumple los códigos de antidopaje requeridos.


"Si bien se han hecho buenos progresos, Rusia no ha alcanzado las condiciones de readmisión", dijo el presidente de la IAAF, Sebastian Coe, en rueda de prensa tras concluir la reunión extraordinaria del Consejo directivo de la IAAF que decidió mantener la suspensión a la Federación Rusa, salpicada por numerosos escándalos de dopaje.