Llega UTMB 2018: Kilian Jornet busca la revancha en casa de Heidi

  • Chamonix acoge una semana de carreras que culminará el viernes con la mítica UTMB de 170 kilómetros.
  • Todas las miradas puestas en el gran duelo, inédito en los últimos años: Kilian Jornet VS Luis Alberto Hernando.
  • En categoría femenina, Caroline Chaverot se perfila como gran favorita.
Salida de la UTMB 2017.
Salida de la UTMB 2017.
Archivo

Están todos los que son, y son todos -o casi- los que tendrían que estar, aunque alguno hubiera preferido quedarse tranquilamente en casa. La UTMB, la competición de carreras de montaña más famosa del mundo ya está aquí y, un año más, Chamonix, el precioso pueblo francés hogar de Heidi (uno siempre espera toparse con ella en cualquiera de sus laderas), recibe a los locos del trail, que se repartirán por alguna de sus carreras: PTL, MCC, OCC, CCC, TDS y mamá UTMB, 170 kilómetros, 10.000 y pico metros cuesta arriba y casi los mismos para abajo el próximo viernes desde las 18.00 horas.

La carrera del Mont Blanc ejerce orgullosa, en el amplio y ambiguo sentido de la palabra, como faro en el calendario mundial del trail, marcando inevitable el paso de atletas, carreras y sponsors en cada comienzo de año. Los primeros porque diseñan todo su calendario en función de esta prueba, las segundas porque luchan, negocian y regatean para ponerse al cobijo de UTMB y los terceros por razones obvias: todas las marcas del gremio quieren estar de punta en blanco en un buffet libre con miles de aficionados del trail con la cartera abierta: Salomon, Compressport, Suunto, North Face, Croscall, Jaybirds, Strava... y así un número limitado de negocios de todo tipo.

Como diría aquel, en lo meramente deportivo, UTMB pinta espectáculo del bueno un año más. A la lista masculina se han apuntado todos, a regañadientes varios, y la única ausencia mayúscula será la de François D`Haene, el educado fabricante de vinos francés, tricampeón de los 170 kmde Chamonix, y que en 2017 hizo realidad el sueño casi imposible de cualquier corredor de montaña: derrotar a su dios particular, Kilian Jornet, ese que subió dos veces al Everest porque tras bajar la primera no tenía "nada mejor que hacer".

No está D'Haene, pero sí Kilian, que quiere su cuarto triunfo galo y además llega en plan abusón: una vez soldó su fractura de peroné allá por marzo-abril, Jornet ha ganado todas las carreras en las que se ha puesto el dorsal. Su mera presencia rebaja a un segundo escalón al resto de favoritos para la carrera, algo que muchos de ellos reconocen. Entre ellos sobresale, sin duda, Luis Alberto Hernando. Más de dos años después, vuelve el gran duelo de las cumbres, Jornet-Hernando. El burgalés afincado en Jaca ha descansado más este año y llega como triple campeón del mundo de trail, que no es poca cosa. UTMB es una de las pocas muescas que faltan en su currículum y tiene cuentas pendientes con la carrera francesa, que ya le ha visto ser segundo un año y abandonar otro cuando iba primero por un maldito esparadrapo mal puesto. De momento, aún no ha dispuesto de mucho tiempo libre para pensar en la carrera: es lunes por la mañana y sigue currando, haciendo guardia en el cuartel.

Kilian, Hernando, Walmsley...

Aunque mediáticamente venda como nada la rivalidad deportiva Kilian-Luis Alberto, no hay que descartar al resto de invitados a la fiesta, empezando por la legión norteamericana, de nuevo en Chamonix lista para dar significado a su filosofía de trail: corre hasta reventar. Así lo harán Walmsley, Miller y Tollefson. Del primero se puede esperar cualquier cosa y su UTMB 2017 fue el psicoanálisis perfecto: salió disparado en Chamonix, esperó a Kilian tras el primer avituallamiento para correr juntos de noche, exprimió su cuerpo al límite hasta 'petar' literalmente y tener que parar casi tres cuartos de hora medio muerto y acabó resucitando para concluir en quinta posición 20 horas y 11 minutos después de salir disparado en Chamonix. Ojo con él, que además este año ya ha ganado por fin Western States, otra de esas carreras en la biblia del trail.

La lista de insignes no quedaría completa sin mencionar al francés Xavier Thevenard, al lituano Gediminas y a dos españoles que llegan en muy buena forma y que nunca decepcionan: Jordi Gamito y Javi Domínguez. Entre todos ellos debe estar el vencedor.

La baja de Picas coloca a Chaverot como gran favorita

La baraja femenina también tiene muchas cartas. Finalmente y por desgracia, el tobillo ha dejado fuera de combate a la última ganadora de la carrera, Nuria Picas, que anunció hace unos días que no sería de la partida en la ultra del Mont Blanc. Una lástima que deja las apuestas con varios nombres. Mayayo, una institución del trail internacional, tiene clara su apuesta: "Caroline Chaverot, Uxue Fraile y Mimi Kotka, que ha estado entrenando muy bien en altura en Colorado".

Después llega un listado de favoritas a hacer cualquier cosa, tanto buena como mala, pero con las que hay que contar: Emilie Lecomte, Beth Pascal, Amy Sposton, Magda Boulet, Kaci Lickteig... En la categoría femenina la quiniela está incluso más abierta que en la masculina.

Los pronósticos están porque tienen que hacerse, pero durante 170 kilómetros puede pasar de todo y tan importante controlar las piernas como el estómago o la cabeza. "En una carrera como esta puedes intentar tener controladas 1.000 cosas pero, tranquilo, la 1.001 se te escapará y terminará fastidiándote", apunta Jordi Gamito, apurando horas y mordiendo uñas a la espera de la gran cita de cuatro letras que ya ha echado a andar, bueno correr.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento