El entrenador del Sporting, Manolo Preciado, no esconde sus cartas y ya reconoce que «con 42 puntos, sólo hay un objetivo: subir a Primera. No puede haber otro. No es como el año pasado, cuando todo se estropeó en enero por una serie de resultados, y pasamos de pelear por estar arriba a luchar por mantenernos. Afortunadamente, este objetivo (el de la permanencia) está superado, salvo hecatombe». Tres jugadores del Sporting se encuentran advertidos de suspensión con cuatro tarjetas amarillas cada uno: Míchel, Gerard y Pina.