El jurado de la Copa del América de vela consideró como un «acto involuntario» el positivo del neozelandés Simon Daubney, trimmer del Alinghi, durante la pasada edición. Daubney dio positivo por una sustancia derivada de la cocaína, y no del cannabis como trascendió en un primer momento, aunque defendió haber sido víctima de «una bebida manipulada». La Federación Internacional de Vela (ISAF) estudiará ahora una posible sanción.