Como uno más
Felipe VI compartió con los jugadores su alegría por el Eurobasket. EFE

Entre la alegría y la celebración de España por el título logrado en Francia, un lunar. Tanto José Luis Sáez, presidente de la Federación Española de Baloncesto, como algunos jugadores manifestaron su cabreo ante los pitos que recibieron en Lille cuando sonaba el himno español.

El presidente de la Federación aseguró en Onda Cero que "a mí me ha molestado, como acto de respeto creo que no se debe pitar ningún himno. Pitar un himno no es un acto de libertad, es una falta de respeto. Que un jugador tan grande como es Pau Gasol y con lo que ha hecho, en cualquier sitio a nadie se le ocurre abuchearle, o hacer cualquier falta de respeto. A personajes como Pau Gasol o Tony Parker, cuando pasan por una cancha lo único que se puede hacer es aplaudirles."

El capitán de España, Felipe Reyes, también dijo: "Esto no es deporte. Nunca he visto a un speaker en un campo instando a abuchear a otro equipo. Esta Selección no se merece el trato recibido".

Otros jugadores, como Sergio Llull, también se quejaron.