El central catalán está cedido por el Manchester United y a final de temporada regresará a Old Trafford si no se alcanza un acuerdo entre ambos clubes. El Zaragoza no tiene ninguna opción de compra y deberá negociar con el Manchester si quiere al jugador. «Me gustaría seguir en el Zaragoza, pero son los clubes los que tienen que hablar», afirmó. Por otro lado, el central Sergio reconoció ayer que el equipo «todavía no ha conseguido nada» y que «quedan once partidos decisivos».