Gerard Piqué volvió este lunes a jugar con la Selección… catalana. El defensa del FC Barcelona jugó en el amistoso ante Venezuela celebrado en el Estadio de Montilivi (Girona), que acabó con victoria local por 2-1.

Como era de esperar, gran parte de los asistentes aprovecharon para convertir en partido en un altavoz político, favorable a los postulados independentistas. Se cantó también “puta España” y en ese momento Piqué realizó un gesto de desaprobación a la grada, pidiendo que cesaran los insultos.

El central explicó luego su acción: "Les he mandado callar porque hay que predicar con el ejemplo. Es intolerable la falta de respeto. No hay que faltar al respeto", dijo a los periodistas.

El adiós a la Selección española

Una vez más, los reporteros le preguntaron por su adiós a la Selección española: "La gente que no lo quiera entender, no lo entenderá nunca. Tomé una decisión, quería irme a un semana al tomar el sol, desconectar. Quería estar Con mi familia. Y aquí vengo un día, un rato. Me lo paso bien, y mañana ya estoy con el equipo. Si hubiera seguido con España, no hubiera venido".