Un balance positivo. José Luis Sáez, presidente de la Federación Española de Baloncesto, y el seleccionador nacional, Pepu  Hernández, comparecieron ayer unidos para analizar el Eurobasket en el que España logró la medalla de plata.

Sáez y Pepu revelaron datos referentes a la audiencia del campeonato (900 millones de telespectadores) y el balance económico del mismo (diecisiete millones de euros de presupuesto cerrado con un ligero superávit), y aclararon la vigencia del compromiso y la sintonía entre presidente y técnico.

«Cuenta con todo el apoyo de la Federación. Lo que ha conseguido en el Mundial y en el Europeo tiene un mérito extraordinario y ya estamos trabajando con vistas al futuro y a los Juegos de Pekín», dijo Sáez.

Pepu quiso, por su parte, aclarar los malentendidos que surgieron cuando dijo que no sabía ni dónde estaba su contrato: «Hubo una mala interpretación. Yo no le doy un valor especial a los contratos. Para mí, lo que vale es la confianza, lo que se habla. Además, en la Federación tengo confianza para hablar de cualquier tema porque ésta es mi casa».