La congestión del tráfico en la capital china es una de las amenazas que acechan los Juegos del 2008, y los organizadores están determinados a disminuir el número de automóviles privados en las calles de la ciudad.

"Pekín está planeando hacer todo lo posible para evitar la congestión de tráfico y no permitirá el uso de vehículos privados para llegar a las instalaciones olímpicas", le dijo Liu Xiaoming, subjefe del Departamento de Tráfico de Pekín, al diario chino "Pekín News".

Las autoridades chinas ofrecerán pases gratuitos para alentar el uso del transporte público durante los Juegos Olímpicos

No se proveerán lugares de estacionamiento para vehículos privados en las instalaciones olímpicas y se ofrecerán pases gratuitos para alentar al público a viajar en el transporte público, de acuerdo a lo informado por Xiaoming.

Aumento del parque automovilístico

La congestión de tráfico es un problema crónico en la capital china, donde el número de automóviles se ha multiplicado en los años recientes y se espera que aumente de los 2,7 millones actuales a tres millones entre ahora y los Juegos Olímpicos.

Las autoridades del transporte de Pekín intentan disminuir el flujo de tráfico en un mínimo de un 20% con el fin de asegurar el desarrollo de los Juegos sin mayores inconvenientes.

El Departamento de Transporte ya está implementando un plan que permite el tráfico de vehículos privados por las calles de Pekín en días alternados, plan basado en las matrículas con números pares o impares de los vehículos.