Rijkaard
Rijkaard da instrucciones a sus jugadores. (EFE) efe

El Real Madrid tiene la Liga en el bolsillo y parece, si las cosas siguen así, que este año no tendrá que esperar hasta la última jornada para cantar el alirón. Cabe incluso la posibilidad de que llegue al clásico contra el Barcelona, en la jornada 36, como campeón.

Antes que el pasillo, en el Real Madrid prefieren certificar la Liga tras ganar al Barça
Ante tal posibilidad, Frank Rijkaard, entrenador del Barcelona, no dudó en decir el martes: "Si toca,
le haremos el pasillo de campeón al Real Madrid". Toda una muestra de deportividad que algunos entenderán como de resignación, aunque en el Barcelona no han bajado los brazos y seguirán luchando por el título liguero. Ya lo dice Rijkaard: "Le haríamos el pasillo al Real Madrid, como a cualquier otro equipo, pero nosotros todavía pensamos que podemos remontar".

La última vez que al Real Madrid le hicieron el pasillo de campeón fue en la temporada 2000-2001: fue en Oviedo, en el estadio Carlos Tartiere, en la jornada 37 de aquel campeonato que los blancos ganaron a dos jornadas del final.

Calendario más favorable

Para que hay pasillo otra vez, y ante el Barcelona, el Real Madrid tendría que llegar con diez puntos de ventaja a ese partido, que se disputa el 7 de mayo. Aún quedan trece jornadas para ese partido y todo puede pasar, pero en principio, el calendario es más favorable al equipo blanco: tiene más partidos en casa que fuera y ante rivales más sencillos.

En la plantilla madrididista prefieren ganar la Liga en ese partido: la idea de enfundarse la Liga tras vencer al eterno rival es muy atractiva. Habrá que esperar: quedan trece partidos y está la 'Champions' por medio. Todo un mundo.