París se rinde a Rafa Nadal

El mallorquín levantó su segundo Roland Garros tras batir a Federer
Rafa Nadal, sobre la tierra de Roland Garros tras vencer a Federer en la final.
Rafa Nadal, sobre la tierra de Roland Garros tras vencer a Federer en la final.
EFE
Media hora después del inicio de la final de Roland Garros, Rafa Nadal aún no había empezado a jugarla. Apenas si había calentado en el primer set, en el que Roger

Federer le pasó por encima

(6-1). El suizo parecía dispuesto a cambiar la suerte: tres finales contra el mallorquín este año, abucheado ayer por el público hasta el último set, y las tres las había perdido. Pero ayer Federer lo tenía todo planeado, conocía las flaquezas de Nadal. El reto del Grand Slam aparecía cercano.

Fue en el segundo set cuando comenzó el partido entre los dos mejores jugadores del mundo, camino de convertir sus duelos en clásicos de videoteca. Nadal empezó a torpedear el revés de Federer, demoledor usualmente, un lastre ayer. En poco más de una hora, el tenista de Manacor levantaba el partido y se ponía con dos sets a uno, demostrando que sobre tierra no tiene rival.

Su récord de victorias consecutivas sobre esta superficie ya llega a las 60.

El cuarto parcial fue una lucha de Federer por la supervivencia, y se vio abocado al cruel destino, que le niega la victoria en París. Hizo todo lo posible por evitarlo, pero terminó rindiéndose en el tie-break (1-6, 6-1, 6-4 y 7-6) ante el coraje de Nadal, superior mentalmente al resto de tenistas del circuito, y el público también acabó coreando al español. Ahí reside la clave de este chico de 20 años, que ha empleado 20 horas en ganar su segundo Roland Garros.

Lo celebrará pescando

Después de los homenajes, las entrevistas y las celebraciones oficiales, Rafa Nadal tiene claro cómo se relajará y desconectará del mundo de la raqueta. Cogerá su caña y se irá a pescar con sus amigos y después a cenar. Nada más necesita este chico tímido, que soporta la presión como nadie y que ayer dejaba escapar una lágrima cuando Álex Corretja lo entrevistaba en televisión. «Después de Dios, viene Rafa Nadal», le dijo el ex tenista, otra de las grandes revelaciones del torneo parisino.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento