Barça-Valencia
El delantero argentino del FC Barcelona Leo Messi (i); el delantero brasileño Neymar Da Silva (c) y el delantero uruguayo del FC Barcelona Luis Suárez (d) se lamentan de una ocasión perdida durante el partido de la trigésimo tercera jornada de la Liga de Primera División que se juega en el Camp Nou. EFE

El fútbol es un estado de ánimo, dijo con acierto una vez Jorge Valdano, y el partido en el Camp Nou vino a demostrarlo. Los malos resultados en los últimos partidos, unido a la eliminación en la Champions, han dejado muy tocado al Barça, y el renovado Valencia de Ayestarán se aprovechó de ello para asaltar el feudo azulgrana y dejar, a su vez, la Liga en un puño. 

Hace apenas tres semanas, todo era felicidad y alegría en Barcelona. Y, sobre todo, acierto. La MSN era infalibe, prácticamente cada ocasión era un gol. Pero algo ha cambiado, y no solo es en el juego. El Barça tuvo tres claras ocasiones de gol, pero ni Messi, ni Luis Suárez ni Neymar acertaron ante un inspiradísimo Diego Alves. 

El Valencia apenas tuvo dos llegadas, pero fue suficiente para abrir el marcador. El primer aviso fue de Rodrigo, que remató desviado desde la frontal. Unos minutos después, la fortuna se alió con los de Ayestarán y un centro de Siqueira lo desvió Rakitic primero y lo tocó Bravo después para alojar el balón en el fondo de la red. 

Incredulidad

Los jugadores del Barça no se creían lo que estaban viviendo, con el aliento de Atlético y Real Madrid en el cogote, y los nervios aparecieron. La fluidez inicial se tradujo en precipitación y ataques demasiado previsibles. Además, Alves siguió acertadísimo y le sacó a Messi un remate a bocajarro.

Con la primera mitad agonizando, una buena jugada valencianista le dejó el balón en la frontal a Parejo y el centrocampista sacó toda su magia y puso un delicioso pase entre líneas a Santi Mina, que cruzó a la perfección ante Bravo.

Alves sacó una mano salvadora a un cercano remate de Rakitic y el resto fue cosa de Mustafi y Abdennour

Con la Liga más en juego que nunca, salió el Barça con ideas renovadas y buen fútbol para buscar la remontada, pero enfrente se encontró con un equipo bien ordenado y con criterio cada vez que tuvo el balón. Tuvo que ser Messi, el más insistente, el que recortada distancias en una jugada que él mismo inició, y cuyo pase de Jordi Alba remató para dar esperanza a los azulgrana. 

Las llegadas del Valencia eran cada vez menos peligrosas, y el gol del empate rondó la meta de Alves, pero el brasileño siguió imperial en cada acercamiento culé. Sacó una mano salvadora a un cercano remate de Rakitic y el resto fue cosa de Mustafi, extraordinario, Abdennour, muy seguro y el resto de la zaga visitante. Pudo sentenciar en varias contras el Valencia, pero no estuvo Alcácer acertado, y Piqué falló completamente solo. El resultado no se movió y la Liga queda en un puño.

El Barça se ha venido abajo en las últimas cuatro jornadas, y ha pasado de tener una comodísima ventaja a tener al Atlético empatado a puntos y al Madrid a uno. La mala racha comenzó con un empate en Villarreal (2-2), después el Madrid ganó en el Camp Nou (1-2) y luego los culés cayeron en Anoeta ante la Real Sociedad (1-0).

Ficha técnica

1 - Barcelona: Bravo; Sergi Roberto, Piqué, Mascherano, Alba; Busquets, Rakitic, Iniesta; Messi, Suárez y Neymar.

2 - Valencia: Diego Alves; Barragán, Mustafi, Abdenour, Siqueira; Javi Fuego, Dani Parejo, Enzo Pérez (Joan Cancelo, m.74); Santi Mina (Paco Alcácer, m.60), André Gomes; y Rodrigo (Gayá, m.87).

Goles: 0-1, m.26: Siqueira. 0-2, m.46+: Santi Mina. 1-2, m.64: Messi.

Árbitro: Fernández Borbalán (C. Andaluz). Mostró cartulina amarilla a Barragán (min.15), Piqué (min.35), Suárez (min.40), Parejo (min.51), André Gomes (min.68) y Neymar (min.86).

Incidencias: Partido de la trigésimo tercera jornada de la Liga disputado en el Camp Nou ante 88.667 espectadores.