Paliza en Málaga ante un resucitado
Bud Eley intenta superar la defensa de Ndong (izq) y Carlos Jiménez.(EFE).

El Capitol fue ayer la víctima de un Unicaja que llevaba un mes perdiendo todos sus encuentros de la ACB. Le tocó a los de Imbroda convertirse en la tabla de salvación de un equipo que, acostumbrado a la zona alta de la tabla, encabezaba su rumbo hacia la zona de descenso.

Dispuestos a romper con esta racha, los de Scariolo solo permitieron al equipo pucelano ponerse por delante en el primer minuto, ya que el primer cuarto fue de una superioridad local aplastante, y terminó con un 26-14.

El siguiente cuarto fue prácticamente un calco, aunque la entrada de Corrales dio algo de espacio a los visitantes. Un espacio insuficiente, ya que Kus con sus triples y Ndong con sus tiros libres fueron ampliando la ventaja hasta el descanso (61-33).

El tercer cuarto fue como un espejismo para el equipo pucelano, ya que el Unicaja acusó el cansancio y se dejó por la amplia ventaja con que contaba... ¡Falsa alarma!  El equipo local se recompuso y el parcial concluyó con un 81-46. Nada que hacer en el último cuarto, en el que solo Eley consiguió maquillar un poco el vergonzoso resultado.

Rubio y Rudy Fernández, a tope

Sólo suman 39 años, pero ayer fueron clave para la victoria de su equipo, el líder Joventut, ante el Akasvayu (92-73). Entre Rudy Fernández y Ricky Rubio sumaron 50 de esos 92 puntos (25 cada uno), y acapararon 62 puntos de valoración. El escolta obtuvo 28 y el joven base 34. El máximo anotador de la jornada fue Pietrus, de Estudiantes, que hizo 26 puntos ante el Manresa.