Óscar Pérez
Foto reciente del alpinista Óscar Pérez junto a dos compañeros de escalada en la cordillera del Karakorum. EFE

El presidente del club Peña Guara de Huesca, Manolo Bara, ha manifestado hoy que han cambiado los planes sobre el rescate del montañero oscense Óscar Pérez, incomunicado desde hace cinco días en la montaña Latok I (7.145 m.) de la cordillera del Karakorum en Pakistán,  porque "se pensaba hacer por la cara norte y se hará por la sur porque es más sencillo".

Bara ha indicado que los cinco montañeros del club Daniel Ascaso, Jordi Corominas, Jordi Tosas, Jonatan Larrañaga y Simón Elías, vuelan ya desde Londres a Rawalpindi para unirse y apoyar a Álvaro Novellón, que formaba la expedición junto a Óscar Pérez, y el estadounidense Fabricio Zangrilli, que ya han iniciado la aproximación al punto en el que teóricamente se encuentra el alpinista herido. Hay previsiones de buen tiempo y Novellón le dejó víveres

Bara puntualizó que han intentado ponerse hoy en contacto con ambos grupos de montañeros sin haber podido conseguir la comunicación, aunque mantienen esperanzas de concluir con éxito el rescate porque "hay previsiones de buen tiempo y Novellón le dejó víveres" a pesar de llevar al menos siete días colgado en la pared a 6.300 m. con "una fractura en la pierna y en la muñeca".

El montañero se encontraría en una repisa, unos 40 m. por debajo de la vía en la que se encontraban Novellón y Pérez cuando este último sufrió el accidente.

Impsoible el rescate por aire

En un comunicado hecho público esta mañana, el club de montaña aeguraba que hoy han volado dos helicópteros al campo base de la montaña, con el escalador americano Fabricio Zangrilli, un porteador de altura, que ha sobrevolado la montaña para ver si podían localizar a Óscar, aunque no ha sido posible porque, debido al viento, no se han aproximado lo necesario a la montaña.

Los pilotos han visto inviable el rescate por aire y que esto solo sería posible si se desciende a Óscar a menos altura. Tampoco es posible dejar a los alpinistas en la pared ni en un collado a 5.600 m, por lo que hay que comenzar el rescate desde abajo.

Los pilotos ven inviable el rescate por aire

"El ejército paquistaní está colaborando con el rescate y confiamos en él para llevar a buen término esta operación", añade la nota, que afirma que el plan para mañana es que vuelvan a volar otros dos helicópteros para trasladar a otros dos alpinistas norteamericanos y a dos porteadores de altura al campo base.

Además se pretende cambiar la ubicación del campo base a un lugar más cercano de la pared: "Álvaro y Fabricio comenzarán a escalar de madrugada en busca de Oscar y lo normal es que tarden tres días en llegar hasta él. Los otros dos americanos y los porteadores equiparán con cuerdas fijas el itinerario para facilitar la retirada", señala el comunicado.

"Desde la Embajada Española en Pakistán se está recibiendo un apoyo inestimable realizando gestiones al más alto nivel con el Gobierno y el Ejército paquistaní y facilitando el desplazamiento del equipo de rescate que viaja desde España", se dice en la nota.